Revista Ecoguía

 

El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, junto con organizaciones internacionales y el Instituto Humboldt, se unen por la restauración de este ecosistema en alto riesgo, también conocido como el bosque de los mil colores.
 
 
BOGOTÁ D.C.- El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Fondo de Patrimonio Natural para la Biodiversidad y Áreas Protegidas, los programas Riqueza Natural de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), y el Instituto Humboldt, firmaron la primera Gran Alianza Nacional por la Gestión Integral del Bosque Seco en Colombia.
 
A esta gran alianza se unieron representantes del pueblo arhuaco de la Sierra Nevada de Santa Marta, de comunidades campesinas habitantes de los Montes de María y territorios con presencia de bosque seco, académicos, autoridades ambientales, sectores productivos y empresariales, y los asistentes al Foro Nacional, como sello del compromiso por la gestión y conservación de uno de los ecosistemas más amenazados del país.
 
El documento, resultado de las reflexiones y discusiones generadas por los distintos participantes del I Foro Nacional de Bosques Secos de Colombia, plasma las principales acciones a desarrollar en los próximo 10 años para contribuir a restaurar este ecosistema y a darle un manejo sostenible.

El siguiente es el texto de la GRAN ALIANZA NACIONAL POR LA GESTIÓN INTEGRAL DEL BOSQUE SECO EN COLOMBIA, firmada en Bogotá:
 
  1. Los líderes y representantes de organizaciones comunitarias e indígenas, los sectores productivos, los actores académicos, la institucionalidad ambiental y los representantes de la cooperación internacional, provenientes de todas las regiones del país.
 
Comprometidos con la gestión integral de los bosques secos en Colombia, la conservación de su biodiversidad, procesos ecológicos y servicios ecosistémicos, así como, el desarrollo sostenible de los territorios donde se distribuye.
 
Reunidos en Bogotá, capital de Colombia, entre el 02 y 03 de diciembre de 2019, en el marco del I Foro Nacional Bosques Secos de Colombia: Gestión integral para su conservación.
 
CONSIDERANDO QUE… Los bosques secos de Colombia son un ecosistema en peligro crítico de colapso, representados por menos del 8 % de su cobertura original. Motores de transformación tales como la deforestación, usos de suelo intensificados o inadecuados y degradados, el cambio climático, entre otros, amenazan su sostenibilidad actual y permanencia futura.
 
Contienen una diversidad biológica única, que junto a condiciones ambientales particulares, generan los procesos ecológicos y servicios ecosistémicos que sustentan la productividad, el desarrollo de los territorios y el bienestar de las comunidades que lo habitan.
 
Se encuentran inmersos en paisajes transformados, contextos socio-culturales complejos y diferentes modelos de producción y gobernanza que determinan el acceso y uso de sus recursos, así como su integridad ecológica. Como fuentes de recursos naturales, por servir para el desarrollo social y de diferentes sectores productivos, los bosques secos son vida para nuestros territorios y espacios altamente valorados.
 
Se han generado en el pasado, y continúan en el presente, procesos de investigación y apropiación social del conocimiento por parte de actores comunitarios, académicos, empresariales, gubernamentales y no gubernamentales, que han permitido tener una base sólida de información para su conservación, restauración y uso sostenible.
 
HACEMOS UN LLAMADO... A la sociedad colombiana, comunidades y habitantes locales, actores académicos, sectores productivos y a la cooperación internacional, dirigentes políticos, funcionarios y autoridades del país a fortalecer todas las acciones necesarias para una gestión integral de los bosques secos en Colombia.
 
REITERAMOS… Que la institucionalidad ambiental, apoyada por la cooperación internacional, continuará con la promoción de la gestión integral de este ecosistema, su biodiversidad, sus procesos ecológicos y los servicios ecosistémicos que provee, a través de acciones de gestión del conocimiento, protección, restauración y uso sostenible, así como, mecanismos para el fortalecimiento comunitario e institucional para la gobernanza y gestión integral del riesgo.
 
Que los sectores productivos participan activamente y fomentan procesos de producción sostenible, cuidado y recuperación del estado de integridad de la biodiversidad, los procesos ecológicos y los servicios ecosistémicos del bosque seco en Colombia.
 
Que el sistema de ciencia, tecnología e innovación, prioriza y emprende iniciativas que generan información y desarrollan tecnologías para promover la gestión integral del bosque seco en Colombia, con énfasis regional y mecanismos para su apropiación social.
  • Que durante los próximos diez años, suscrita esta Gran Alianza Nacional, se avance en la implementación de un Programa Nacional para la Gestión Integral del Bosque Seco en Colombia que promueva acciones para la gestión del conocimiento, protección y preservación, restauración, uso sostenible, gobernanza y gestión integral del riesgo, donde:
  • La gestión del conocimiento se promueva a través de un sistema de información de libre acceso, basado en el estado y tendencias de los componentes biológico, ambiental, social y económico del bosque seco, con estrategias para su apropiación social.
  • La protección y preservación identifique y priorice zonas potenciales, a escala nacional y regional, para la creación de nuevas áreas protegidas bajo diferentes figuras de manejo y estrategias complementarias de conservación con participación comunitaria.
  • La restauración sea proceso prioritario y participativo dirigido a implementar acciones, activas y pasivas, que permita que las zonas transformadas recuperen y mantengan la capacidad ecosistémica o parte de ella, para suplir la demanda de bienes y servicios ecosistémicos, mitigar los efectos del cambio climático, incrementar el capital natural y el beneficio social.
  • El uso sostenible sea una estrategia de conservación que permita identificar, diseñar e implementar de manera participativa, modelos de producción, manejo y aprovechamiento de los recursos naturales, con equilibrio económico y sociocultural, manteniendo la integridad y resiliencia del ecosistema para soportar el bienestar humano.
  • La gobernanza contenga un conjunto de estrategias y acciones que permita a los diversos actores del territorio, articular sus intereses y responsabilidades, para tomar decisiones concertadas sobre el uso y manejo de la biodiversidad, con el fin de asegurar e incrementar la provisión de bienes y servicios ecosistémicos.
  • La gestión integral del riesgo constituya un proceso de planeación participativa e interinstitucional que permita incorporar el análisis de vulnerabilidades y amenazas del territorio relacionadas con el cambio ambiental a diferentes escalas, con el fin de generar medidas de mitigación y adaptación a fenómenos como la sequía extrema, la desertificación, incendios, erosión, invasión de especies e inundaciones.
  • El fomento de estudios y análisis socio-ecológicos incluyentes y abiertos a los conocimientos situados, que permitan identificar y facilitar el diseño de futuros viables basados en redes multi-actor.