Revista Ecoguía
A través de la plataforma colaborativa, BioModelos, el Instituto Humboldt ofrece, para consulta gratuita, 1.890 mapas de distribución de especies del 98% de las aves nacionales.

Con base en la reciente Guía Ilustrada de la avifauna colombianadel científico caucano Fernando Ayerbe, y publicada por la organización Wildlife Conservation Society Colombia, el instituo vo Humboldt elaboró un gran kit de mapas que permite analizar y conocer aspectos relevantes relacionados con cifras de riqueza de especies y zonas con mayores endemismos o de pérdida de poblaciones de avifauna.
 
Esta herramienta también ayuda a tomar decisiones en cuanto a manejo y reintroducciones, identificar lugares con alto potencial para el aviturismo, conocer la representatividad de especies en áreas protegidas e incluir la información en los planes de ordenamiento territorial de los municipios.

“La idea es que estos mapas puedan usarse, además, para dirigir esfuerzos de muestreo, conservación y gestión de las aves. Por ejemplo, esta colección reúne especies endémicas difíciles de localizar. Por lo tanto, disponemos aquí también de una herramienta útil para quienes hacen conservación o disfrutan de la observación de avifauna exclusiva de Colombia. Así que los interesados pueden consultar el mapa de cualquier especie, descubrir su posible distribución y dirigirse al lugar para conocerlas, registrarlas o bien conservarlas como el gran tesoro que son”, afirmó Elkin Noguera-Urbano, investigador del programa Evaluación y Monitoreo de la Biodiversidad del Instituto Humboldt.

Llevar la información geográfica de la avifauna colombiana, disponible en mapas de distribución graficados por el autor, Fernando Ayerbe, a partir de sus propias exploraciones a campo y los registros de diferentes fuentes, implicó para el equipo del Instituto Humboldt desarrollar un algoritmo que procesara y transformara los insumos por medio de un lenguaje matemático.

“Por la naturaleza de la información, que fue pensada y dispuesta para una publicación impresa y no para una plataforma de mapas online, no se disponía de lo que en biogeografía llamamos shapes o un formato con localización de elementos geográficos que permitiera disponer de ella con atributos para consulta y análisis público, bajo licencia Creative Commons, en la plataforma BioModelos”, dijo Noguera-Urbano

Cabe destacar que la materia prima de la Guía impresa elaborada por Ayerbe, y ahora “traducida” a mapas digitales de distribución geográfica, incluyó material fotográfico recolectado en campo por el autor; las publicaciones sobre aves de Steven Hilty y William Brown, National Geographic, Venezuela, Ecuador, Panamá y Norteamérica; y las colecciones biológicas del Instituto Humboldt, del Museo de Historia Natural del Cauca y del Museo del Instituto de Ciencias Naturales de la Universidad Nacional de Colombia.

La motivación de Ayerbe-Quiñones para elaborar la guía de campo de aves y, un año más tarde, donar la información a la plataforma BioModelos, respondió a la necesidad de desarrollar herramientas indispensables para la investigación y conservación de avifauna en Colombia.

“Sabemos la importancia que tienen los mapas como herramienta fundamental para hacer conservación, y justamente esa herramienta no se encontraba en la guía impresa, ni tampoco habíamos podido desarrollarla, así que la mejor opción era trabajar con BioModelos para ponerlos al alcance gratuito de más públicos, con la ventaja de que pueda actualizarse constantemente”, afirmó el científico caucano.

Para hacer uso de la herramienta, un extenso atlas digital de la distribución de la flora y la fauna colombiana, basta con ingresar al portal BioModelos y digitar en un buscador el nombre científico de la especie de interés. De inmediato, el usuario –bien sea experto o aficionado- es remitido, automáticamente, a un mapa que le permite hacer acercamientos a una zona geográfica específica e identificada con presencia de la especie.

A partir de esta materia prima, el Instituto Humboldt espera, a futuro, trabajar con un mayor número de expertos e investigadores del país para estudiar temas asociados a los hábitats con presencia de avifauna, utilizando instrumentos como la Infraestructura Institucional de Datos (I2D) y el sistema colaborativo para mapear la distribución de las especies de flora y fauna colombiana, BioModelos.

“Los invitamos a sumarse a este trabajo colaborativo -que siempre es validado por expertos antes de ser publicado-, a que consulten y usen toda la información disponible en sus investigaciones. La información es abierta, gratuita y está al servicio de todos; solo así ampliaremos el conocimiento en cuanto a la riqueza natural de nuestro país megadiverso”, puntualizó Noguera-Urbano.

La transformación de la Guía Ilustrada de Aves Colombia en un set de mapas digitales de distribución geográfica de especies de avifauna representa un acontecimiento revolucionario en Colombia por la magnitud del tamaño de la información que reúne y que pone en circulación para el acceso, consulta y uso de conocimiento científico basado en diversidad biológica para la toma de decisiones informadas en los territorios y a distintas escalas de gobernanza.