Revista Ecoguía

Autoridades ambientales evalúan posible afectación del río Cáqueza, por derrame de parte del nafta que transportaba la tractomula que se volcó en la vía Bogotá-Villavicencio.

CÁQUEZA (Cundinamarca).- Parte del hidrocarburo que transportaba el tractocamión que se volcó en esta vía fue a parar a una quebrada que desemboca en el río Cáqueza, según lo constató un equipo de profesionales de Corporinoquia que recorrieron el área con el fin de verificar si el punto de captación del acueducto municipal fue afectado.

Los hechos ocurrieron a la altura del Kilómetro 20 de la vía Bogotá – Villavicencio específicamente en el sector conocido como Abasticos, en donde se produjo el volcamiento del tractocamión de la empresa RH Group, que transportaba una carga de 9.492 galones de nafta.

El equipo de la corporación ambiental, en compañía de funcionarios de la empresa de servicios públicos del municipio de Cáqueza, informaron que hasta este viernes, la empresa Destino Seguro, que se encuentra adelantando actividades de atención a la contingencia, ha logrado el trasiego de 200 galones y se está a la espera del levantamiento de otros cinco vehículos y una motocicleta que estuvieron involucrados en el incidente, que al parecer se habría suscitado por la pérdida de frenos del tractocamión. 

Parte del hidrocarburo se incineró y otro cayó a una quebrada que descarga al río Cáqueza y aunque se pudo evidenciar que no existen iridiscencias en la bocatoma y que el hidrocarburo no afectó el acueducto municipal, este se mantiene cerrado y el servicio en el municipio se encuentra suspendido de manera preventiva.

No obstante, se pidió a la empresa encargada de la contingencia adelantar el lavado con desengrasante de la caja de aducción de la bocatoma y del tanque del desarenador con el fin de que en horas de la tarde se pueda restablecer el servicio.