Revista Ecoguía

Por decreto, los ministerios de Ambiente y Desarrollo Sostenible (MADS), de Comercio, Industria y Turismo y de Hacienda, redujeron de  forma permanente a un 0 % el arancel para estos vehículos.

 

BOGOTÁ D.C.- A partir de este año empieza a regir el Decreto 2051 de 2019, que baja del 35 % al 5 % el gravamen arancelario para la importación de vehículos a gas natural y amplía a la totalidad de vehículos eléctricos importados, el arancel del 0 %, sin límite en el número de automotores. 

“La transición a vehículos de cero emisiones, nos permite seguir contribuyendo a mejorar la salud de todos los colombianos, en sintonía con las estrategias nacionales de Economía Circular y de Calidad del aire”, afirmó el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Ricardo Lozano. 

El Jefe de la cartera Ambiental, aseguró, además, que “Colombia entró a formar parte de la Coalición Internacional de Gran Ambición, que busca fortalecer la lucha contra el cambio climático, y que el país continúa trabajando en la identificación de nuevas alternativas que permitan reducir las emisiones, de la mano de los diferentes sectores productivos”. 

La reducción de estos aranceles, hace parte de los resultados obtenidos en el marco de la Estrategia Nacional de Movilidad Eléctrica lanzada por el presidente Iván Duque, con la que se busca mejorar la calidad del aire, proteger la salud de los colombianos, fomentar la movilidad sostenible, disminuir la dependencia de combustibles fósiles no renovables, y promover la introducción al país de tecnologías vehiculares más eficientes de cero y bajas emisiones.

Finalmente, el MADS destacó que ha logrado duplicar la cooperación internacional de países como Noruega, Alemania, Reino Unido y Estados Unidos para avanzar en la transición rápida hacia las tecnologías limpias.

Con esta medida, el Gobierno espera estimular la adquisición de este tipo de vehículos, los cuales generan menor impacto ambiental, especialmente en el aire, que ha llevado a niveles críticos de contaminación, afectando la salud de los colombianos, especialmente de aquellos que habitan en zonas urbanas, que son la mayoría.

Transporte urbano eléctrico

El uso de carros eléctricos en Colombia todavía es incipiente, incluso en el transporte público urbano. Sin embargo, ciudades como Medellín, Cali y Bogotá, ya han introducido buses de tecnologías más limpias en sus respectivos sistemas de transporte urbano.

En el caso de Bogotá, el Alcalde Mayor anunció la compra de 379 buses eléctricos por parte de Transmilenio, para ser incorporados a la flota del Sistema Integrado de Transporte Público (SITP), con lo cual, según lo anunció el Alcalde Peñalosa, Bogotá tendrá la mayor cantidad de buses de esta tecnología en el país. Estos automotores llegarán en 2020 y operarán en las ruta de las localidades de Usme y Fontibón.

En Cali, empezaron a rodar, en septiembre, los primeros 26 buses eléctricos, a los cuales se suman otros 110 que entran a operar este año, según anunció Metrocali.

En Medellín, la empresa Metroplús, incorporó 64 vehículos de la marca china BYD, que fueron adquiridos con recursos del municipio por más de 75.000 millones de pesos.