Revista Ecoguía

En el lanzamiento de la nueva marca de agua que entra al mercado colombiano, directivos de Bavaria anunciaron que por cada botella vendida se protegerá un metro cuadrado de bosque andino.

 

BOGOTÁ, D.C.- Por medio de Agua Zalva, el nuevo producto que lanza al mercado la compañía Bavaria, se busca fortalecer  el proyecto MiPáramo, una causa que  la compañía  viene liderando desde el año pasado.

Con la nueva marca de agua pura del portafolio de bebidas de Bavaria que  entra al mercado nacional, se anunció que por cada botella de Agua Zalva que tomen los colombianos se protegerá  un metro cuadrado (1m2) de bosque alto andino en la zona de influencia de los páramos del país. 

Esta protección se realizará a través del programa MiPáramo, una alianza público-privada liderada por Bavaria y ejecutada por el Fondo de Agua de Norte de Santander, Alianza Biocuenca, en la zona de influencia del Páramo de Santurbán.

En los últimos dos años, con esta iniciativa se han conservado más de 3.000 hectáreas de bosque, se han sembrado más de 200 mil árboles y se han beneficiado más de 500 familias campesinas alrededor del Páramo de Santurbán, según informó la compañía durante el lanzamiento de la nueva marca.

El programa cuenta con los aportes y gestión del Fondo de Agua Alianza Biocuenca en Norte de Santander, la Corporación Autónoma Regional de la Frontera Nororiental (Corponor), la Agencia Suiza para Desarrollo y Cooperación (Cosude), la Agencia del Gobierno Federal Alemán (GIZ), Good Stuff International, la Cancillería de Colombia, el Acueducto de Bucaramanga, la Universidad de Pamplona y la Universidad de los Andes, entre otros aliados relevantes en el territorio.

El lanzamiento del producto Agua Zalva se hizo en el recinto de Fragmentos, que opera el Museo Nacional en el centro de Bogotá y donde se construyó el contramonumento, que entregó el grupo guerrillero FARC.

La apertura del evento se hizo en medio de un ambiente rodeado de expectativa, por cuanto el gran salón permaneció a oscuras mientras se rodaba una película ambiental por sus paredes en blanco y negro en la que se observaban animales de diferentes especies, frailejones y un imponente paisaje del bosque alto andino.

“Con MiPáramocomenzamos a trabajar por la protección de uno de nuestros ecosistemas más valiosos; con Agua Zalva, queremos hacer partícipes de este sueño a todos los colombianos. Sabemos que juntos podremos proteger la base de la vida y dejar un legado, juntos podemos proteger los páramos del país”,dijo entre otras cosas el presidente de Bavaria, Marcel Regis, al declarar  abierto el evento.

“Este modelo lo logramos gracias a un trabajo conjunto con nuestro aliado Enka de Colombia, una empresa que recicla cerca de tres millones de botellas diarias y las convierte en materia prima para hacer productos de alto valor agregado como nuevas botellas y fibras textiles. Trabajaremos con su red de recicladores para mejorar los procesos de reciclaje en el país y juntos seguiremos sensibilizando a los consumidores en la importancia del reciclaje y el cuidado de nuestro planeta”, puntualizó más adelante.

Protección al Páramo de Santurbán

De la mano de todos los ciudadanos, y a través del programa MiPáramo, Agua Zalva comenzará protegiendo el páramo de Santurbán, que cuenta con 40.000 hectáreas potenciales para conservar y provee de agua a dos millones de personas.

La protección de cada metro cuadrado consiste en conservar y cercar el bosque alto andino, reforestar el bosque previamente existente sembrando árboles nativos, trabajar con la comunidad en agricultura sostenible y medir el impacto que tiene el programa en la regulación hídrica de la alta montaña.

Por su parte, Andrea Yáñez, gerente del proyecto MiPáramo precisó que “con el programa estamos cambiando la realidad de este territorio. Hemos trabajado con más de 500 familias que se han comprometido con la conservación y la restauración del bosque, así como con las prácticas agrícolas sostenibles”.

Comité de monitoreo

Para garantizar la efectividad de la iniciativa y verificar la destinación de los recursos, Agua Zalva contará con un comité asesor en sostenibilidad, compuesto por reconocidos líderes ambientales de la academia, ONG y cooperación internacional, quienes serán los encargados de monitorear y auditar que el proyecto se ejecute y alcance las metas que se ha trazado.

Son integrantes del comité: Brigitte Baptiste, rectora de la Universidad EAN; Mary Lou Higgings, directora de WWF Colombia; Cristian Samper, presidente de Wildlife Conservation Society; y María López, CEO Grupo Semana.

Las marcas exitosas de este siglo serán aquellas que generen valor social, ambiental y económico”,  afirmó Brigitte Baptiste, rectora de la Universidad EAN y miembro del Comité Asesor del proyecto MiPáramo.

 

“Esto se logra sólo si el proceso es transparente y verificable, por eso, decidí hacer parte del  comité de veedores que garantizarán que efectivamente se cumpla la promesa de Agua Zalva de proteger los páramos metro a metro”, señaló la directiva.

Botellas de plástico reciclado

Para mitigar su impacto en el medio ambiente, Agua Zalva funcionará bajo un modelo de economía circular, por lo cual sus botellas están hechas de plástico 100% reciclado y, a través de Enka de Colombia, la compañía recogerá y reciclará el equivalente al 100% del plástico de Agua Zalva que sale al mercado.

La imagen de Agua Zalva está inspirada en la flora y en la fauna de los páramos y en el imponente paisaje del bosque alto andino. Especies como el oso de anteojos, el frailejón y el cóndor andino componen la identidad visual del producto. Adicionalmente, en la página web aguazalva.co,los ciudadanos podrán seguir el desarrollo del proyecto y conocer en tiempo real cuántos metros de bosque alto andino se han protegido en la zona de influencia del Páramo de Santurbán.ç

La botella de Agua Zalva estará disponible a nivel nacional en tiendas y en almacenes de cadena, por un precio de $1.500 en presentación de 600 ml.