Revista Ecoguía

“Un ave carroñera es aquella que se alimenta de animales muertos que estas no han matado”, explicó en su exposición del doctor Antoni Margalida, quien aseguró que los conflictos humano-buitres se debe a una percepción errada sobre estas aves.

 

VALLEDUPAR.- El cóndor es un carroñero no un depredador, manifestó, el doctor en Ciencias (Ecología y Evolución), Antoni Margalida, en el marco del III Congreso Internacional del Cóndor Andino que lleva a cabo en esta ciudad y donde se evidenció que existe un conflicto  entre este ejemplar  y los pobladores del páramo del Almorzadero.

El investigador español expuso su ponencia sobre "Conflicto buitres y comunidades humanas en España" y estrategias de manejo y dijo que “un ave carroñera es aquella que se alimenta de animales muertos que ellas no han matado” y que los conflictos humano-buitres están estimulados por percepciones erradas sobre estas aves. Resaltó que los perros asilvestrados atacan animales y erróneamente estos son atribuidos a buitres. No obstante, ha sido comprobado que esta especie no ataca. 

A su turno la bióloga colombiana, Alejandra Parrado, hizo su exposición sobre "Estrategias para el manejo del conflicto entre el cóndor andino y los pobladores del páramo del Almorzadero, Santander, Colombia", durante la cual resaltó cómo actualmente ha cambiado negativamente la percepción del cóndor, lo cual ha propiciado su persecución.

Al respecto, comentó que “la asechanza es una realidad transversal a lo largo de su distribución y su trascendencia ha llegado a tal punto que han sido encontrados cadáveres de cóndores muertos por envenenamiento y perdigones. Precisó también que “se ha observado cóndores atacando ganado,  lo cual agudiza el conflicto humano – cóndores. Estas situaciones alertan sobre la necesidad de transformar la percepción negativa que las comunidades tienen sobre el cóndor y transformarla hacia el lado positivo.

Durante el desarrollo de la jornada, el arhuaco Amado Villafaña Chaparro se refirió al cóndor dejando claro lo importante que es este animal para ellos, y resaltó que “el buitre es un Mamo, él representa grandeza y nosotros le guardamos respeto, cuando él ataca es porque no le estamos retribuyendo  lo que él hace por nosotros. En tal sentido, terminó argumentando que para ellos este animal no está en peligro de extinción  puesto que en la Sierra Nevada se tiene una amplia presencia de esta especie. 

Las corporaciones: Corpocesar, Corpocaldas y Corpoguavio, contaron las experiencias exitosas que han tenido en cuanto al manejo del cóndor andino en Colombia. Entre estas, Mauricio Esteban Jiménez, guardaparque de Corpoguavio, destacó la relación estrecha que tienen los habitantes de la comunidad de Rionegro Gachalá (Cundinamarca) con el cóndor andino. “Hemos venido adelantando un trabajo de educación con la comunidad y esto  ha hecho que hasta los niños se familiaricen y cuiden esta ave. Así mismo, agregó, “siempre estamos  haciéndole  seguimiento. “Por fortuna los tenemos en la zona y en tiempo de invierno los podemos observar.  En todo momento hay un lugar donde podemos llegar a cinco metros de esta ave”.

En síntesis, en la jornada académica donde el tema a debatir fue manejo de conflictos buitres comunidades humanas, se resalta que, los cóndores no son depredadores pero pueden ser cazadores eventuales; de igual manera, con el envenenamiento de una carroña se pone mucha fauna en peligro, además se concluyó que cada día la percepción de las personas sobre el cóndor es más negativa y que es muy importante implementar acciones principalmente educativas donde se muestre los servicios ecosistémicos que tienen estos animales.