Revista Ecoguía

Aunque la autoridad ambiental asegura que acata el fallo, anunció que evaluará la posibilidad de apelar o presentar recursos de reposición. Ambientalistas rechazan decisión judicial.

 

BOGOTÁ.- Luego de conocer el auto proferido por el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, por medio del cual le ordena a la CAR avalar la propuesta del Distrito para la recategorización, realinderación y sustracción en esta zona del norte de Bogotá, dicha corporación anunció que evaluará la apelación de dicha sentencia.

Por su parte, organizaciones como la Veeduría Ciudadana de la Reserva van der Hammen, calificaron de arbitraria la decisión judicial; el exministro de Ambiente, Manuel Rodríguez, también se pronunció en contra de una orden judicial que considera “hace trizas la institucioinalidad ambiental”. En tal sentido señaló que “es alarmante el muy limitado conocimiento y visión de la magistrada Nelly Yolanda Villamizar sobre los valores ecológicos".

A su turno, la organización Foro Nacional Ambiental, invitó a repasar la historia, al precisar que el Alcalde Peñalosa “está propagando verdades a medias sobre el origen y estatus de la reserva”.

El Director General de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR), Néstor Guillermo Franco González, ante lo dispuesto en Auto de octubre 10 de 2018, relacionado con la Reserva Forestal Regional Productora del Norte de Bogotá, Thomas Van der Hammen, recordó que no es la primera vez que la entidad recibe orden judicial para tomar decisiones sobre la Reserva Forestal Regional Productora del Norte de Bogotá.

Indicó, así mismo, que la creación de la mencionada Reserva se hizo en acatamiento estricto a orden judicial dada al Consejo Directivo de la CAR Cundinamarca, por medio de la cual se le obligó a expedir Acuerdo Corporativo decidiendo sobre la Reserva Forestal Regional Productora del Norte de Bogotá, D.C “Thomas Van der Hammen”.

Según explica, el Acuerdo 011 de 19 de julio de 2011 “Por medio del cual se declara la Reserva Forestal Regional Productora del Norte de Bogotá D.C. ‘Thomas Van Der Hammen’, se adoptan unas determinantes ambientales para su manejo, y se dictan otras disposiciones”, y aprobado por el Consejo Directivo de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca –CAR-, se expidió en cumplimiento de orden judicial dictada en su momento por el Tribunal Superior del Distrito Judicial de Bogotá, en 2004

En relación con la solicitud de realinderación, recategorización y sustracción de la Reserva Forestal Regional Productora del Norte de Bogotá, D.C “Thomas Van der Hammen” presentada oficialmente por la Administración Distrital el pasado abril de 2018, el director de la entidad asegura que la CAR, y su Consejo Directivo, viene adelantando el estudio pertinente, respetándose todos y cada uno de los momentos y exigencias procesales legalmente previstas.

Como sobre la última decisión judicial proceden los recursos de reposición y de apelación, la CAR evaluará para agotarlas en estricto derecho, bajo la convicción de estar de por medio estas posibilidades dentro de ejercicio natural que tiene la Administración para ejercer como Autoridad Ambiental en temas como el presente o similares.
En tal sentido, la CAR aclara que la interposición de tales recursos son con efecto devolutivo, es decir que su interposición no suspende la medida cautelar dictada.

Alcaldía y constructores, felices

En contraste con la voz de los ambientalistas, el Alcalde Mayor, Enrique Peñalosa, aplaudió la sentencia del Tribunal Administrativo de Cundinamarca, al expresar que esta ”permitirá hacer realidad la reserva Thomas Van Der Hammen” y reiteró que esta propuesta es “el verdadero triunfo de los ambientalistas”.

De hecho, el Alcalde explica que el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, por medio de un auto, respaldó la solicitud de realinderamiento que presentó la Administración Distrital sobre la reserva Van Der Hammen.

Para el mandatario distjrital, de llegar a darse el realinderamiento que la Alcaldía plantea, esta zona verde de la ciudad “se convertirá en el bosque más grande que hayan podido soñar los bogotanos en la ciudad y mejorará significativamente el medio ambiente y la calidad de vida de los ciudadanos”.

En ese mismo sentido se pronunció Camacol, gremio de los constructores, al considerar que la propuesta distrital para la delimitación y manejo de la reserva Thomas Van Der Hammen, es “oportunidad de ordenamiento territorial donde se armonice el desarrollo urbano y el cuidado ambiental”.