Revista Ecoguía

Después de minucioso estudio de tipo bacteriano se concluyó que la mortandad de peces en el Lago El Cisne, en Barranquilla, obedeció a esta bacteria. Autoridades ambientales aseguraron que no hay contaminación del agua.

BARRANQUILLA.- Una bacteria conocida como Aeromonas ocasionó la muerte masiva de peces en el Lago del Cisne, al causarles síntomas como branquias enrojecidas y congestionadas y necrosis (muerte de tejido celular), cerebro con hemorragias petequiales, encefalitis y meningitis, esto último ocasionaba el nadar errático.

La Corporación Autónoma Regional del Atlántico (CRA), emitió un parte de tranquilidad a los ciudadanos, al concluir tras los diferentes estudios realizados no solo al agua de la ciénaga, sino los de tipo microbiano, que no existe peligro de zoonosis (enfermedades propias de los animales que incidentalmente puedan transmitirse al ser humano).

El diagnóstico señala que los individuos pertenecientes a la especie mojarra (Oreochromis sp) la cual es una especie foránea (no nativa) que en condiciones de aislamiento o en cultivos presenta este tipo de bacterias en el tracto intestinal y no son patógenas dado que las condiciones de alimentación, temperatura del agua, oxigeno son totalmente controladas.

Sin embargo, en condiciones naturales, cambian las características del medio físico en que se desarrollan y se genera estrés por alimentación y variaciones en las características del agua que permiten que este tipo de bacterias se patogenicen y afecten directamente las defensas de los organismos generando la muerte de los individuos.

La Corporación, emite un parte de tranquilidad a los ciudadanos, al concluir tras los diferentes estudios realizados no solo al agua de la ciénaga, sino los de tipo microbiano, que no existe peligro de zoonosis (enfermedades propias de los animales que incidentalmente puedan transmitirse al ser humano).

En este sentido, explica que la bacteria aislada en los cultivos no es producto de la contaminación del agua ni del medio en general y no existe riesgo o peligro para la comunidad atlanticense que visite el lago.

Como medida preventiva de protección al ecosistema, la Corporación recomienda abstenerse de realizar siembras que no sean autorizadas por la Autoridad Ambiental y por la Autoridad de pesca AUNAP, principalmente de especies que no son nativas.

La CRA reitera que el lago el Cisne es un cuerpo de agua que se aún se encuentra en recuperación y que por lo tanto está buscando su equilibrio natural y hacer siembras no autorizadas y controladas pueden alterar el sistema.

Finalmente, la autoridad ambiental informó que aunque desde hace varios días no se ha vuelto a presentar muerte de peces continuará con los monitoreos que se vienen realizando a la calidad del agua y al sistema en general.