Revista Ecoguía

El Acuerdo de Escazú, la declaratoria de emergencia climática, la problemática de los páramos, el fortalecimiento del Sistema Nacional Ambiental (SINA), la deforestación y el Fracking, son algunos de ellos.

 

BOGOTÁ.- Más de 100 representantes de organizaciones ambientales, académicos, congresistas, estudiantes, líderes ambientales y expertosde la Gran Conversación Nacional se reunieron con ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Ricardo Lozano, quien lideró la segunda mesa ambiental, donde se ventilaron las propuestas para contrarrestar las problemáticas ambientales del país. 

"Vamos a llevar más mesas de diálogo a las regiones en dónde hemos venido trabajando de la mano de las comunidades, las cuales debe seguir siendo escuchadas en este momento nacional", señaló el jefe de la cartera ambiental, quien destacó que en la segunda jornada de diálogo de la gran Conversación Nacional se priorizaron de manera amplia y participativa, los temas a abordar durante las próximas mesas de diálogo en el corto, mediano y largo plazo. 

"Seguimos trabajando para que esta mesa ambiental represente la unión alrededor de la gestión ambiental del país sin diferencias étnicas, políticas, ni de ningún tipo. El Gobierno Nacional continúa abierto a escuchar y analizar las propuestas de cada uno de los intervinientes para construir", afirmó el ministro Lozano. 

Muchos de los ambientalistas manifestaron su voluntad de trabajo en equipo para avanzar en la Conversación Nacional. "Vamos a respaldarlo Ministro, debemos rodearlo para sacar adelante la gestión ambiental del país y atender de manera efectiva las propuestas que surjan de esta mesa ambiental", expresó la ambientalista Alegría Fonseca, de la Fundación Alma. 

La mesa ambiental contó con la presencia de otros funcionarios del Gobierno Nacional como el Viceministro de Energías, Diego Mesa, el viceministro de Participación e Igualdad de Derechos, Francisco José Chaux; la representante de la Cancillería General de la República, Gisella Arias; la viceministra de Políticas y Normalización Ambiental María Claudia García, y el viceministro de Ordenamiento Ambiental del Territorio, Roberto Esmeral.

El Acuerdo de Escazú, adoptado por 24 Estados de América Latina y el Caribe en Costa Rica, después de un proceso de negociación de cuatro años, crea estándares de implementación de los derechos de acceso a la información, a la participación y a la justicia en asuntos ambientales y se origina en la Declaración sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo de Río de Janeiro de 1992.