Revista Ecoguía

Según el Instituto Nacional de Cancerología, entre los años 2010 y 2014 se registraron 1.744 muertes por cáncer de pulmón atribuibles a dicha fibra.

 

BOGOTÁ D.C.- El proyecto de Ley, conocido como "Ana Cecilia Niño", que prohíbe el uso del asbesto, fue aprobado en segundo debate por el Senado en pleno.

Tras recibir el visto bueno de la corporación, la senadora Nadia Blel (Partido Conservador), quien ha sido una abanderada por combatir el uso del abesto expresó que con este respaldo se da un paso más a favor de la vida de muchos colombianos.

La aprobación de esta iniciativa fue considerada como un homenaje a la vida, a las familias de las víctimas y a todos los colombianos que luchan para que se erradique ese peligroso material fibroso.

El citado proyecto contempla un periodo de transición de cinco años, durante el cual se busca que las diferentes industrias que tienen como insumo esta fibra adapten sus procesos a tecnologías más limpias. También establece que el Ministerio de Trabajo tendrá que desarrollar un plan de adaptación laboral para los trabajadores que hoy se desempeñan en estas industrias.

Otro de los puntos de la Ley Ana Cecilia Niño contempla sanciones que van desde los 100 hasta los 5.000 mil salarios mínimos por el uso de asbesto, así como sanciones penales y administrativas.

El asbesto es una fibra que ha acabado con la vida de varios colombianos, debido a los problemas que este genera en la salud entre los que están: la asbestosis, el mesotelioma y varios tipos de Cáncer, es por ello que se vuelve necesario implementar medidas que no solo prohíban su uso, sino además se establezcan garantías que protejan la salud de los colombianos.

Según el Instituto Nacional de Cancerología, entre los años 2010 y 2014 se registraron 1.744 muertes por cáncer de pulmón atribuibles al asbesto. En Colombia han muerto 285 personas por Mesotelioma, en los últimos cinco años.

La senadora Blel hizo un llamado a los integrantes de la Comisión Séptima de la Cámara de Representantes para que se le dé prioridad a este proyecto, que inicia su tercer debate, en marzo del próximo año.

Organizaciones ambientales que han liderado la campaña contra el uso de esta fibra, como Greenpeace, fueron las primeras en aplaudir la decisión de la plenaria del Senado.