Revista Ecoguía

Bogotá, Mayo 14 de 2014.- El Programa de Estímulos a la Investigación Thomas van der Hammen ha otorgado 35 estímulos a estudiantes de maestría y doctorado para apoyar la financiación de sus investigaciones sobre biodiversidad en el ecosistema altoandino.

A través de este programa el Jardín Botánico de Bogotá ha establecido alianzas con la Universidad Nacional de Colombia, la Universidad Distrital Francisco José de Caldas, la Universidad de los Andes y la Universidad del Valle.

Esta nueva convocatoria, que se abrió el pasado 10 de abril, pretende asignar un mínimo de 70 estímulos durante el primer semestre del año. A ella pueden inscribirse estudiantes de maestría y doctorado de la Universidad Nacional, sede Bogotá, la Universidad Distrital, la Universidad del Valle y la Universidad de los Andes, entidades con las que el Jardín Botánico ha establecido convenios de cooperación para apoyar la implementación de este programa. La fecha límite de inscripción es el 30 de mayo.

El 20 de junio se darán a conocer los resultados de la asignación de estímulos, y el 26 de este mismo mes se llevará a cabo la ceremonia de entrega de los mismos.

A través del Programa de Estímulos a la Investigación Thomas van der Hammen, el Jardín Botánico ha establecido alianzas de cooperación con los más reconocidos institutos de investigación, universidades públicas y privadas del país. Ello redunda en el fortalecimiento y promoción de la investigación científica, y en la consolidación de una novedosa plataforma para el acompañamiento, asesoría y promoción de las capacidades científicas y tecnológicas en el país sobre el conocimiento de la Región Andina.

Es la primera vez que esta institución asume el reto de apoyar la formación de investigadores con el propósito de contribuir a la sostenibilidad ambiental del país, y específicamente a la conservación y manejo de la biodiversidad de los ecosistemas andina.

Lo anterior responde a la misión de la entidad y a los lineamientos del actual Plan de Desarrollo BOGOTÁ HUMANA 2012-2016, que la compromete a desarrollar investigaciones aplicadas para la conservación y el uso sostenible de los ecosistemas altoandinos y de páramo.