El departamento del Vaupés volvió a ser escenario para la siembra de bosques de paz, en un área de 134 hectáreas. Saving The Amazon, la organización que ha venido liderando esta iniciativa, busca sembrar un árbol por cada víctima del conflicto.

 

MITÚ (Vaupés).- En el marco de la iniciativa Bosques de Paz, la organización Saving The Amazon, con el acompañamiento del Ministerio de Ambiente, anunció la plantación del segundo Bosques de Paz en el Vaupés, en un espacio que será acondicionado como parque, con recursos de la Agencia Nacional de Licencias Ambientales, ANLA.

Este parque contará con estaciones de telecomunicaciones, kioscos vive digital y zonas de wifi gratis que serán aprovechados por aproximadamente 234 familias de la región.

"Hemos venido adelantando acciones para la conservación, preservación, uso y restauración de la biodiversidad y de los servicios eco-sistémicos, en un escenario social y territorial definido con el fin de maximizar el bienestar social de estas regiones", señalaron voceros de esta ONG.

Save The Amazon recordó que después la “Toma de Mitú”, se han venido adelantando en el Vaupés procesos de reparación colectiva con enfoque diferencial a las comunidades indígenas y las comunidades afro afectadas por el conflicto armado, con el fin de hacer entrega de las ayudas humanitarias y las indemnizaciones administrativas.

"Hace unos años, nos convencimos que sí existe una manera de luchar contra las repercusiones negativas que nos dejó la guerra. La recuperación ambiental de los ecosistemas, el desarrollo de las comunidades asentadas en los territorios afectados a través de proyectos productivos, la educación ambiental y la construcción de un monumento vivo de paz como memoria histórica del conflicto armado en la zona de influencia, se convirtieron en las herramientas que permitirán que las víctimas, resurjan de las cenizas como el ave Fénix", señala la organización en un comunicado de prensa.

Desde su visión, consideran que están contribuyendo con la reparación de las víctimas de esta región tan abandonada del país sembrando árboles en la zona como homenaje material y simbólico a las víctimas del conflicto armado en Colombia.

"Queremos que todos los colombianos nos unamos a esta causa y que juntos sembremos Bosques de Paz. Para que por cada víctima del conflicto, se siembre un árbol para honrar su legado, documentar su caso y así nunca olvidar, para no repetir", advierte la ONG.

Terra nullius, terra de nadie

El departamento de Vaupés, ubicado en el suroriente del país, tiene una frontera al oriente con Brasil, al sur con el departamento del Amazonas, Caquetá y Guaviare en el occidente y al norte, Guainía. Su ubicación geográfica y de frontera internacional, su orografía selvática, el hecho de ser atravesado de occidente a oriente por tres ríos importantes, la ausencia de vías de comunicación y la debilidad histórica de la institucionalidad en el departamento, facilitaron siempre la instalación de grupos armados en la región y propiciaron los negocios ilícitos de todo tipo en algunos de sus municipios.

El Vaupés está conformado por tres municipios: Mitú, del cual dependen dos corregimientos municipales: Villa Fátima y Acaricuara, por su importante extensión; Taraira y Carurú. Además, existen tres corregimientos departamentales: Yavaraté, Papunahua y Pacoa. Un territorio de diversidad natural, cultural, agua y región de reconciliación que desde el año 1998, con la operación Marquetalia (Toma de Mitú), sufrió los desmanes de la violencia en Colombia convirtiéndose en una tierra de todos los que de lejos veíamos las noticias del dolor y en una tierra de nadie para los habitantes de la región.