Esta aerolínea se convirtió en la primera compañía aérea que neutraliza la huella de carbono de su operación doméstica en tierra y aire en un 100%.

 

BOGOTÁ D.C.- Latam Airlines Colombia se convirtió en ser la primera aerolínea carbono neutro en su operación doméstica, lo que significa que neutraliza la huella de carbono de su operación en tierra y aire en un 100%.

Este año inició, además, la compensación de sus emisiones en aire para vuelos nacionales, lo que ha permitido, de enero a octubre, compensar 270.821 toneladas de CO2. 


De esta forma, espera cerrar el 2017 con una compensación total de más de 300.000 toneladas de CO2e, aproximadamente de su operación en tierra y aérea (vuelos domésticos) y así seguir ratificando su compromiso con el medio ambiente, señalaron sus directivos en rueda de prensa.

Voceros de la compañía destacaron que con estas acciones, la compañía ha apoyado proyectos nacionales e internacionales de reforestación, recuperación de suelos, restauración de áreas degradadas por la minería, entre otros.

La compensación de emisiones hace parte del eje de acción cambio climático de la estrategia de sostenibilidad de Grupo Latam. Bajo este marco, la empresa inició la compensación de sus emisiones en tierra en 2013, las cuales corresponden al consumo de combustible en tierra atribuible a fuentes móviles y fuentes fijas como plantas eléctricas de la compañía, emisiones fugitivas de gas refrigerante (utilizado en los sistemas de aire acondicionado) y emisiones indirectas, consumo de energía eléctrica en los edificios administrativos, de operaciones y mantenimiento.

Sobre el particular, Santiago Álvarez, Director Ejecutivo de la aerolínea, afirmó que “Es para nosotros de gran orgullo decir que desde somos la primera aerolínea carbono neutro en Colombia en su operación doméstica”, precisó.

Al respecto, manifestó que cuidar el medio ambiente requiere de un alto grado de compromiso por parte de todos y “ahora nuestros pasajeros pueden contar con que cada trayecto que realicen nacionalmente es un vuelo en el que sus emisiones ya fueron neutralizadas en un 100%¨.

Para lograr esta compensación, Latam, por medio de su aliado South Pole, ha contribuido en diversos proyectos nacionales e internacionales, los que han sido seleccionados de manera rigurosa para que cumplan con estándares integrales de sostenibilidad y contribuyan al desarrollo socio- económico de las comunidades.

Dentro de los proyectos del 2017, los directivos de la compañía destacaron la reforestación en la Cuenca del Río Chinchiná, que busca, por medio de la regeneración natural asistida, conservación y reforestación, mantener y mejorar la disponibilidad de agua dulce, disminuye la erosión del suelo, permite consolidar corredores de conservación ecológica, entre otros.

También mencionaron la restauración de áreas degradadas en Cáceres, el cual tiene como objetivo generar procesos productivos a partir del manejo sostenible de los recursos naturales y recuperar las funciones ecosistémicas perdidas en suelos degradados por minería y ganadería en el municipio de Cáceres, en el Bajo Cauca Antioqueño.

En este último proyecto se han reforestado 1.116 hectáreas de bosque y generado más de 150 empleos en la zona.

Otra iniciativa en desarrollo es el proyecto de protección forestal REDD+ Chocó-Darién, a través de la cual se protege cerca    de 13.465 hectáreas de selva tropical en la región del Darién, además de 42 especies en vías de extinción, entre las que se encuentra el jaguar, el mono araña, la guacamaya verde limón, la rana arlequín, el tití cabeza blanca y el tapir centroamericano.