Una comisión interinstitucional viajará al lugar para determinar las causas de la muerte de estos dos ejemplares, que fueron hallados por la comunidad. (Foto publicada por Ecocuá)

 

SANTA MARTA.- Las autoridades del Resguardo Indígena Kogui-Malayo-Arhuaco y la Corporación Autónoma Regional del Magdalena (Corpamag) conformaron una comisión interinstitucional que se desplazará hacia el sector de Las Lagunas, cuenca del río Sevilla (jurisdicción del municipio de Ciénaga), donde la comunidad reportó el hallazgo de dos cóndores muertos el pasado lunes 29 de enero.

Según informó PNN, se prevé que la comisión se desplace hasta el sector ubicado en zona de páramos de la Sierra Nevada para obtener información primaria tomando muestras en los cóndores y trasladándolas a laboratorio para determinar la causa de la muerte de las aves.

Los cuerpos de esas aves fueron hallados por habitantes de áreas aledañas a este Parque Nacional Natural en el páramo de Cebolleta, cerca de la laguna donde nacen los ríos Sevilla y Frío, en el departamento de Magdalena 

En medio de los cóndores estaba el cadáver del que parece ser un vacuno joven que, según las versiones preliminares, pudo estar contaminado y afectar a las aves que consumieron su carne, informó el portal ambiental Ecolecua. 

Sin embargo, no se descarta que la res haya sido puesta como carnada con veneno para dar muerte a estas aves que son carroñeras, señala el reporte. 

Los cuerpos de los cóndores es un área de influencia de colonos y de indígenas koguis y arhuacos, territorio cuya autoridad ambiental es Parques Nacionales Naturales, adscrito al Ministerio de Ambiente. 

El páramo Cebollero es una de las áreas más deterioradas en la Sierra Nevada de Santa Marta, pese a que este ecosistema único en el mundo es un Parque Nacional Natural desde 1977 y fue declarado Reserva de la Biosfera por la Unesco. 

El Jefe del PNN en la Sierra Nevada, Tito Rodríguez, recordó que el cóndor es un ave simbólica para el país y de alta importancia de conservación, toda vez que se encuentra en la categoría de amenaza y en peligro de extinción.

En cuanto a la visita de inspección, indicó que la comisión tardará al menos cinco días en ir y volver, si se tiene en cuenta que el sitio donde fueron hallados los cóndores queda a más de un día de camino.