Con el nuevo Distrito se propende por el cuidado de especies como el tiburón, las tortugas marinas y el mero; la restauración de manglares, playas, bancos de arena y ambientes marinos.

 

QUIBDÓ.- El Consejo Directivo de Codechocó declaró como nuevo Distrito Regional de Manejo Integrado “El Encanto de los Manglares del Bajo Baudó, de aproximadamente 314.562 hectáreas de ecosistemas marinos y costeros, ubicados al sur occidente del departamento del Chocó.

La declaratoria se dio en el marco de la sesión del Consejo Directivo de Codechó , tras la firma del Acuerdo Nº 008 de 2017, por medio del cual se oficializa la declaratoria de la segunda área marino costera para la jurisdicción del Chocó.

Con el nuevo Distrito se propende por el cuidado de especies como el tiburón, las tortugas marinas y el mero; la restauración de manglares, playas, bancos de arena y ambientes marinos. Así mismo se garantiza la provisión de bienes y servicios ecosistémicos fundamentales para las comunidades asentadas en el territorio.

El Bajo Baudó es un ecosistema estratégico no solo para el departamento, sino para el país, debido a que posee los manglares en mayor estado de conservación, además de tener un mosaico de ecosistemas interconectados que forman una zona única con diversos paisajes, diferentes dinámicas, y una variedad de especies de fauna silvestre.

Con la declaratoria se podrá blindar el territorio, ya que en la etapa del postconflicto llegará la inversión extranjera al Chocó y con las acciones concertadas con las comunidades y el Plan de Manejo, se garantizará que toda actividad productiva se desarrolle en el marco de la normatividad ambiental y propendan por el cuidado de los recursos naturales, afirmó Teófilo Cuesta Borja, de Codechocó.

En el proceso de declaratoria participaron Codechocó, como autoridad ambiental,  los consejos comunitarios de Cuevita, Virudó, Pavasa, San Agustín Terrón, Pizarro, San Andrés Usaragá, Sivirú, Villa María de Purrinchá, La Costa - Concosta y Pilizá, como dueños del territorio, la Alcaldía municipal de Bajo Baudó y unas organizaciones de apoyo como: WWF – Colombia, Wildlife Conservation Society – Colombia- WCS, Fundación MarViva, Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt, Corparién.