El objetivo es lograr que al menos tres comunidades del Medio Atrato cuenten con técnicas de producción más limpias, logrando reducir a un 90% el uso de mercurio en minería en Bebará y Bebaramá, por medio de alternativas económicas viables.

 

BOGOTÁ.-  Con el fin de avanzar en la recuperación ambiental, social y económica del municipio del Medio Atrato, en Chocó, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible junto con ONU Derechos Humanos y la Embajada de Austria, presentaron la iniciativa Oportunidades de desarrollo local del Medio Atrato a través del uso sostenible de los recursos naturales y mineros.     

“Tenemos grandes retos de recuperar la cuenca del río Atrato, que ha sufrido la extracción de los recursos naturales por décadas”, señaló el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Luis Gilberto Murillo, quien celebró la articulación entre cooperación internacional, instituciones nacionales y regionales, así como con los consejos comunitarios en la consolidación de este proyecto.

Medio Atrato vivió de manera intensa el conflicto armado con presencia de las FARC, en territorios habitados por las comunidades afrodescendientes con titulación colectiva; dejando a su paso devastación ambiental, social y económica, en parte, consecuencia de la actividad de minería ilegal. Bajo este escenario, el proyecto busca reducir los impactos sociales y ambientales de la minería de oro a través del empoderamiento de las comunidades.

De acuerdo con Guillermo Fernández, representante de la ONU DH, la comunidad internacional despliega toda la asistencia técnica a Colombia “para que avance en la consolidación de un desarrollo sostenible, especialmente en estos territorios de paz”.

Como resultado del trabajo de campo adelantado en la zona, se busca establecer alternativas viables al uso del mercurio en la extracción y beneficio de oro que sean técnica, económica y ambientalmente sostenibles. “La meta es lograr que al menos tres comunidades del Medio Atrato cuenten con técnicas de producción más limpias, logrando reducir a un 90% el uso de mercurio en minería en Bebará y Bebaramá, por medio de alternativas económicas viables,  impulsando actividades productivas del sector secundario, que hagan uso sostenible de los recursos genéticos y biológicos de la región y reduzcan los efectos ecológicos de la minería.

Adicionalmente, se establecerá una infraestructura productiva de al menos dos actividades industriales viables, dado que el 10% de hectáreas de suelos empobrecidos por la actividad minera pueden ser utilizados para uso agrícola o forestal. Se espera, además, fortalecer el gobierno propio y sus capacidades de gestión e interlocución con los Consejos Comunitarios locales del Medio Atrato.

“Esta propuesta, trabajada durante los últimos tres meses, se encuentra en su etapa de cierre técnico y financiero, con la participación de actores claves en el posconflicto”, puntualizó el Ministro Murillo y se espera iniciarla lo más pronto posible.

La iniciativa es apoyada por ONUDH, la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI), el Instituto Canadiense de Recursos y Desarrollo Internacional (CIRDI) y el programa Alianza del Clima (Klimabuendnis) de Austria, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, el Ministerio de Minas y Energía, la Alta Consejería para el Posconflicto, la Gobernación del Chocó, Codechocó y Cocomacia, así como consejos comunitarios y asociaciones mineras del departamento.