En este documental, que estará en cartelera del 15 al 18 de febrero en siete ciudades capitales del país, se navega por la triste historia del emblemático animal que es sacrificado para alimentar a un pez carroñero y contaminado con mercurio. (Por Yaneth Pinilla B.; fotografías, cortesía Fundación Omacha)

 

BOGOTÁ.-  ¿Hasta dónde llegaría para salvar al delfín rosado?, ¿hasta dónde llegaría para matar a un delfín rosado? O, mejor, ¿hasta dónde llegaría para defender a un ser humano?,  ¿Hasta dónde llegaría para matar un ser humano, su familia y su población?

Estas son las preguntas, los desafíos que durante el  15, 16, 17 y 18 de febrero, lanzará el documental “Río Abajo”, a través de la vida de sus dos principales protagonistas: el colombiano Fernando Trujillo, director científico de la Fundación Omacha, y Richard Rassmusen, conocido defensor de animales y estrella de televisión brasileña.

Las respuestas se plantean a través del delfín rosado y su inocencia; corren entre las aguas del Amazonas; se vislumbran en los criterios económicos que reinan  en la zona, y se pierden en la maraña de ineptitud gubernamental de los dos países vecinos: Brasil y Colombia.

Es seguro que en las salas de cine de Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla, Bucaramanga, Cartagena y Villavicencio, los espectadores saldrán con más preguntas que soluciones. Porque, finalmente, no hay una sola conclusión.

Ello, debido a que no se trata “solamente” del sacrificio masivo del delfín rosado, animal emblemático del Brasil, en donde se estaban matando hasta 1.500 por año para usar su carne como alimento del pez piracatinga o mota, que se comercializa en Colombia y Brasil.

El documental no explica “solamente” la ignorancia de los pescadores que han decidido matar a los botos para alimentar y vender un pescado carroñero que le hace daño a la humanidad y que, paradójicamente, les permite alimentar sus familias.

Tampoco habla “solamente” de la presión de las grandes empresas comercializadores que logran vender hasta 1.300 toneladas por año con beneficios de hasta más de 20 millones de dólares. Ni se trata “solamente” de la inercia de los gobiernos que siempre se inventan excusas para no prohibir lo que se debería prohibir, para salvar a varias especies, incluidos los seres humanos.

Es toda una red de causas que han llevado a graves consecuencias económicas, sociales y medioambientales, las cuales denuncia estratégicamente el documental “Río Abajo”, a través de las historias paralelas del colombiano Fernando Trujillo y del brasileño Richard Rassmusen. Los dos son buenos. Los dos son malos. Todo depende desde el ángulo en que se analicen. Y los dos se desenvuelven en un mundo de buenos y malos. Dos hombres tratando de salvar un animal y la humanidad con sus ideas, con sus manos…

Triste historia

El documental fue hecho por el australiano Torus Tamer, quien llegó a Colombia en el 2011. Mientras trataba de entender el país, se enteró de la triste historia del sacrificio masivo de los delfines rosados en la Amazonia.

Hasta ahí, su trabajo  hubiese podido ser una bonita campaña para “salvar al delfín rosado”. Al contactar a Fernando Trujillo,  se enteró que el biólogo llevaba más de 30 años trabajando el tema. Por eso el nombre de su Fundación Omacha, porque Trujillo es conocido en la región como el medio hombre-medio delfín.

Al seguir el trabajo del colombiano y tratar de entender los motivos que hacían desaparecer al delfín rosado, descubrió la proliferación del pez  mota… Y quiso entender porque  ningún gobierno movía un solo dedo para salvar al cetáceo ni para impedir que se siguiera expandiendo un pez que es altamente tóxico para el ser humano a causa de la cantidad de mercurio que llega a su cuerpo.

Pero en 2015, Brasil decidió vetar la comercialización del pez mota. ¿Por qué? La respuesta la tiene la estrella de la televisión brasileña Richard Rassmusen, quien tiene las manos manchadas de sangre del famoso boto…

Las imágenes son duras, tristes… Las almas sensibles pueden abstenerse de asistir a las salas de cine. Pero todos los demás deben ir: los ministros, comerciantes, amas de casa, estudiantes, líderes de asociaciones de derechos humanos y del medio ambiente…  Y todos, al final de la hora y treinta minutos que dura el documental, deberán tener por lo menos una respuesta a las cuatro preguntas que se formularon al comienzo de este texto.

FICHA TÉCNICA: Título: Río Abajo; categoría: Documental; idioma: Inglés – subtítulos en español; productor: Torus Tamer; director: Mark Grieco; productora: Sandarba; duración: 1h30’