Desde el presidente de Francia, los gobiernos de cerca de 50 países y reconocidas organizaciones ambientales lamentaron y cuestionaron el anuncio del presidente de EE. UU. Donald Trump, de retirarse del Acuerdo de París, el cual representa el compromiso mundial por reducir la contaminación y garantizar la sobrevivencia del planeta. En Colombia, el presidente Juan Manuel Santos y el ministro de Ambiente, Luis Guillermo Murillo, se pronunciaron en contra de la decisión del primer mandatario norteamericano.

 

PARIS.- "Quiero decir a Estados Unidos que Francia cree en vosotros y el mundo también. Sois una gran nación, pero no os equivoquéis: en el clima no hay plan b porque no hay un planeta b".

En estos términos se refirió el presidente de Francia, Emmanuel Macron, a la decisión del presidente Donald Trump, de retirar del Acuerdo de París a Estados Unidos, el segundo mayor emisor de gases de invernadero del mundo

Mientras organizaciones ambientales como Green Peace y WWF también se sumaron a las voces en contra de la decisió del mandatario estadounidense, en Colombia, el presidente Juan Manuel Santos y el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Luis Gilberto Murillo, también lamentaron el anuncio del gobierno de Estados Unidos.

Según un completo análisis publicado por The New York Times, los efectos domésticos en Estados Unidos no se frenarían por completo: estados como California y Nueva York seguirán impulsando programas como aumentar el uso de vehículos híbridos o eléctricos, mientras que el sector privado ya se ha movido hacia la energía limpia como el gas natural.

Sin embargo, Estados Unidos estaría haciendo mucho menos respecto al calentamiento global de lo que haría de otro modo. Un análisis del Rhodium Group estima que las emisiones del país con Trump caerán entre 15 y 19 por ciento para 2025 respecto a los niveles de 2005, en vez de entre 26 y 28 por ciento como prometió el gobierno de Obama.

La retirada estadounidense también podría afectar los esfuerzos globales para combatir el cambio climático; esto dependerá de cómo reaccionen los otros países. Líderes de Europa, China e India han dicho que mantendrán sus promesas, aunque el futuro de las conversaciones mundiales sobre cambio climático no es claro.

Es posible que la salida de EE.UU. del Acuerdo de París lleve a otras naciones a relajar sus planes. “Incluso en lugares como Europa, hay grupos industriales preocupados por su competitividad”, dijo David G. Victor, profesor de Relaciones Internacionales en la Universidad de California en San Diego. Una salida estadounidense “vuelve más difíciles las políticas en otros países”.

Se dificultan metas globales

Sobre este tratado, el ministro Murillo sostuvo que “es un cambio en el concepto de las negociaciones internacionales, este es uno de los mayores logros de los últimos años del multilateralismo, pues por primera vez en la historia se alcanzó un acuerdo universal y jurídicamente vinculante que permite unir esfuerzos para resolver los retos asociados al cambio climático”.

En tal sentido, el jefe de la cartera ambiental reiteró que la salida de EE.UU del Acuerdo de Paris, siendo el segundo país que más emite Gases Efecto Invernadero, aumenta el riesgo de vulnerabilidad de nuestro territorio y dificulta avanzar en la meta global que nos hemos trazado de evitar un aumento de la temperatura del planeta por encima de 1,5°C.

A pesar de no ser un gran emisor de Gases Efecto Invernadero, Colombia se ha comprometido con la implementación del Acuerdo de París y ha desarrollado una serie de instrumentos y medidas como la Política Nacional de Cambio Climático, el Sistema Nacional de Cambio Climático, el impuesto al carbono, además de las estrategias de reducción de emisiones, de adaptación al cambio climático y de deforestación, lo que demuestra el gran compromiso que tiene el país frente a temas definitivos para el futuro del planeta.

“El Acuerdo de París ha dado señales contundentes e inequívocas de la transformación que nuestras economías requieren”, puntualizó el ministro. “Estamos siendo testigos de una revolución en el sector energético irreversible, que moviliza grandes inversiones a lo largo del planeta para hacer la transición hacia un desarrollo bajo en carbono, mucho más en el caso colombiano donde estamos  impulsando un nuevo modelo de desarrollo sostenible basado en nuestros recursos naturales”, agregó.

En Colombia por ejemplo el cambio climático ha cobrado muchas vidas y ha transformado territorios, ha arrasado cultivos y la esperanza de muchas personas.

"Tenemos por ejemplo el caso de los municipios de La Mojana inundados a causa de los embates de la ola invernal, las más recientes son las tragedias ocurridas en Mocoa y Manizales; la avalancha en Mocoa dejó 332 fallecidos y más de 7.600 familias damnificadas, en Manizales la tragedia dejó 17 muertos y más de 100 familias damnificadas.

¿Tenemos que esperar más para crear conciencia sobre el cambio climático?, estamos seguros de que el acuerdo de París es la nueva hoja de ruta de la esperanza para la supervivencia del Planeta”, aseguró el Ministro Murillo.

Al día de hoy, 147 partes han ratificado el Acuerdo, incluyendo a los principales emisores del mundo, lo que demuestra el compromiso y la voluntad política del planeta para enfrentar el cambio climático.

Para Murillo Urrutia esta decisión por parte del gobierno estadounidense debe convertirse  en una oportunidad  para fortalecer las alianzas existentes y promover nuevas estrategias a nivel nacional e internacional en la lucha contra el cambio climático: “A través de Ailac, la Asociación Independiente de América Latina y el Caribe, se seguirá trabajando en el desarrollo de posiciones ambiciosas que aporten al balance en las negociaciones multilaterales sobre cambio climático, considerando una visión coherente con el desarrollo sostenible y responsable con el medio ambiente y las futuras generaciones”, concluyó.