La nueva variedad fue evaluada en las zonas productoras de papa criolla en los departamentos de Cundinamarca y Boyacá, sin presentar restricciones de siembra en ninguna época del año.

 

 

MOSQUERA (Cundinamarca).- Con el nombre de “Sol Andina” se hizo el lanzamiento de la nueva variedad de papa criolla, en presencia de gremios campesinos, técnicos y productores de Boyacá y Cundinamarca, quienes en días anteriores habían recibido esta semilla de calidad , con el propósito de multiplicarla y tener material para el futuro.

El lanzamiento de la nueva semilla fue hecho por Corpoica en el municipio de Santa Rosa de Viterbo (Boyacá). La nueva variedad fue evaluada en las zonas productoras de papa criolla en los departamentos de Cundinamarca y Boyacá, sin presentar restricciones de siembra en ninguna época del año. Sin embargo, se debe considerar la tecnificación del cultivo para su siembra en épocas de sequía.

Nulfo León, productor de la región, recomendó la producción de la papa criolla “Sol Andina”, porque según su experiencia ha tenido muy buenos resultados por el rendimiento en el lavado, en el secado y en el llenado. “Además, ha dado muy buenos resultados en cuanto a su resistencia a las enfermedades”.

Sol Andina presenta un mayor rendimiento por hectárea para los productores, pues en las PEA (Prueba de Evaluación Agronómica) alcanzó un promedio de 29 toneladas por hectárea y más del 60 % de calidad del tubérculo en los tamaños cero y primera. Posee piel lisa y profundidad de ojos intermedia facilitando el proceso de lavado, de manera que sea más rápido y sencillo, logrando mejor y mayor valoración al momento de su comercialización en fresco.

Versátil para su consumo en fresco y por su textura y alto grado de harinosidad, presenta excelentes características de palatabilidad; la variedad Sol Andina tiene buen sabor, olor, color y excelente textura en el tubérculo, se deshace en la boca con mayor facilidad, expresó María del Socorro Cerón, Investigadora principal en la obtención de las nuevas variedades de papa criolla como Sol Andina.

“Es más que una semilla nueva, es toda una posibilidad de mercados, de volver a mirar la finca como esa empresa en donde, a través de unas programaciones con las organizaciones, podemos llegar a tener material constante para consumidores que nos está exigiendo volúmenes, cantidad y calidad”, aseguró Gustavo Alzate, gestor de Innovación de Raíces y Tubérculos de Corpoica, partícipe en la obtención de las nuevas variedades de papa criolla en el altiplano cundiboyacense.