Atropellamiento por botes que se acercan demasiado, ruido y contaminación de residuos sólidos, son solo algunos de los problemas a los que se enfrentan las ballenas en el pacifico colombiano.

CALI.- Realizar de manera responsable las prácticas de avistamiento de ballenas en las áreas protegidas es el llamado de Parques Nacionales Naturales de Colombia a las comunidades del Pacífico, a los operadores turísticos de la región y a los visitantes nacionales y extranjeros.

Lo anterior, debido a que en los últimos días en los Parques Nacionales Naturales Utría y Uramba Bahía Málaga se han reportado situaciones que infringen las normas de avistamiento de ballenas, generando represamiento de embarcaciones en el agua, hostigamiento a los cetáceos, en algunos casos daños físicos y hasta personas tratando de nadar con los mamíferos.

La visita de las ballenas jorobadas a Colombia es un hecho natural majestuoso e inolvidable, pero es importante que los viajeros manejen sus emociones y mantengan una conducta prudente cuando salgan en plan de avistamiento, por lo cuál, Parques Nacionales, las autoridades ambientales regionales, gubernamentales, científicos y biólogos, piden tener en cuenta el protocolo que estable que está prohibido cualquier contacto directo con los cetáceos por nado, buceo o el máximo acercamiento a su hábitat por medio de cualquier tipo de embarcación.

Si bien el avistamiento de la ballena jorobada resulta uno de los momentos más emocionantes, es importante tener en cuenta que hay normas legales que controlan esta actividad y reglas mínimas de comportamiento que deben seguirse por parte de los viajeros, los operadores y los conductores de las embarcaciones utilizadas para tal fin.

A pesar de que las ballenas no atacan al hombre y por el contrario, tratan de esquivarlo, una salida de avistamiento en la que se cometan imprudencias podría no dejar los más gratos recuerdos, ya que en su afán de observar estos inmensos cetáceos las personas no deben caer en acciones que los perturben, los intranquilicen o los lleven a hacer movimientos que causen accidentes.

El avistamiento es un regalo de la naturaleza que todos debemos admirar y proteger, por eso, la Dirección Territorial Pacífico de Parques Nacionales Naturales de Colombia, la Gobernación del Valle del Cauca, la Dirección General Marítima, la Corporación autónoma regional del Valle del Cauca y las diferentes entidades y consejos comunitarios seguiremos trabajado mancomunadamente para seguir preservando este hermoso espectáculo natural y velando por la protección de las ballenas y las demás especies del pacifico colombiano.

Recomendaciones

Parques Nacionales pide tener en cuenta las siguientes recomendaciones con las que se garantizará un agradable avistamiento:

Para los motoristas:

  • En cualquier caso no deberá acercarse a una distancia menor a 200 metros de la ballena.
  • Cuando se encuentre a 300 metros o menos deberá navegar a una velocidad lenta sin superar la del nado de la ballena, o en su defecto, debe tener el motor en neutro.
  • Podrá acercarse en forma paralela a la ballena, ligeramente por detrás y situarse adelante pero sin obstruir su paso permitiéndole que se acerque. Las aproximaciones directas por delante y por detrás resultan amenazantes para las jorobadas.
  • Debe evitar los cambios bruscos de velocidad. Cuando tiene que hacerlos continuamente, así como de dirección.
  • No acercarse a una madre con su cría, si lo hace es prudente que se aleje a baja velocidad y sin producir oleaje.
  • Si las ballenas están saltando o realizando alguna maniobra de comportamiento debe alejarse ya que ellas requieren de espacio. Acercarse más de lo permitido podría ocasionar accidentes.
  • Los motoristas de embarcaciones grandes deben permanecer a una distancia de 2 km cuando observen investigadores que estén haciendo grabaciones.
  • El alejamiento de las ballenas tiene que hacerse lentamente sin causar olas.

Para los viajeros:

  • Conozca las normas que rigen las embarcaciones y vele porque los motoristas las cumplan.
  • No intente dispersar los grupos de ballenas.
  • No les dé de comer ni arroje desperdicios o basura al mar.
  • Si está nadando y accidentalmente se encuentra una ballena, hágalo a más de 30 metros, tratando de alejarse lo antes posible.
  • Procure mantener silencio, los ruidos fuertes las incomodan.
  • Mire hacia el mar y esté atento a los soplos o movimientos de las ballenas.


Zona de espera y embarcaciones:

  • Atender la inducción de 10 minutos sobre la importancia del Área Protegida y su rol en los procesos ecológicos como reproducción, parto, crianza, lactancia y socialización de las ballenas.
  • Verificar que las embarcaciones porten un banderín o distintivo de autorización de avistamiento.
  • Asegurarse que en las embarcaciones vaya un intérprete ambiental.
  • Tener presente que la observación de los cetáceos podrá realizarse por orden de llegada de las embarcaciones.
  • Recordar que el horario permitido para que las embarcaciones realicen el avistamiento es de 8:00 a.m. a 4:00 p.m. cada día.
  • Si se encuentra una sola embarcación en el área de avistamiento se sugiere que no permanezca por un tiempo superior a 30 minutos.
  • Si hay más de una embarcación, el periodo de tiempo no debe exceder los 15 minutos. Se recomienda un número máximo de tres embarcaciones simultáneas en actividad de avistamiento a un mismo individuo o grupo.
  • El acercamiento debe realizarse de modo lento, de forma paralela y siempre por detrás.
  • Es indispensable mantener una distancia de 200 metros sobre los individuos.
  • Se permiten máximo cinco embarcaciones con un grupo de ballenas manteniendo siempre el motor en neutro.
  • No se deben seguir a las hembras con sus ballenatos.
  • Se debe operar a baja velocidad y nunca superar los 10 kn o los 18 km/h.