Cámaras trampa instaladas por la Fundación Phantera y la CVC en las montañas del Valle del Cauca grabaron la presencia del felino, una especie que antes no había sido reportada en la bibliografía científica colombiana que corresponde a un Margay Melánico y que por sus características se trataría de un Leopardus wiedii. Las autoridades ambientales señalaron que es necesario realizar un análisis molecular para establecer la especie.

En un gesto de conciencia ambiental, un campesino de la vereda Vijagual, en el Magdalena Medio, lideró la captura de un jaguar que venía devorando el ganado en la región y lo entregó a la Corporación Autónoma Regional de Santander (CAS). El felino será liberado tras el exitoso operativo de traslado en el que participaron la Policía del Magdalena Medio, Alcaldía de Puerto Wilches, Cabildo Verde de Sabana de Torres y la autoridad ambiental.

Desde el pasado martes en la noche, se identificó un incendio en la laguna de Cucunubá, Cundinamarca, que al parecer fue causado por personas que ingresaron al sector con el ánimo de cazar curí­es, acorralándolos con fuego para atraparlos. Varias entidades llegaron hasta el lugar para controlar las llamas.

El Instituto Colombiano Agropecuario,  ICA, realizará una amnistía, con el fin de que los ganaderos que tienen diferencias entre el censo obtenido con el RUV de vacunación, y el inventario reportado en el Sigma,  actualicen la cantidad de animales, y de esta manera, se facilite el proceso de solicitud de Guías Sanitarias de Movilización de  Animales, GSMI, anunció el director de la entidad, Luis Humberto Martínez Lacouture.

Mediante cámaras  trampa, colocadas estratégicamente en el Parque Chingaza,  fue identificado por primera vez un Puma (Puma concolor). El hallazgo fue hecho en el Piedemonte del municipio de Medina, Cundinamarca y se considera como histórico por cuento es difícil obtener registros de esta especie.

El misterio de los ataques que a la fecha ha dejado un saldo de 121 animales domésticos muertos en 11 municipios de Cundinamarca y Boyacá, ya empieza a esclarecerse, gracias a las imágenes captadas por cámaras trampa, que registraron entre 30 y 35 perros de diferentes razas merodeando por las zonas rurales, según reporte de la CAR.