Oscar Majé,  un campesino de la vereda La Reserva, del municipio de Pitalito (Huila) entregó voluntariamente  a las autoridades  un oso perezoso de dos dedos  (Choloepus hoffmani),  luego de que el animal llegara hasta su finca, al parecer buscando refugio por cuanto su madre posiblemente habría sido cazada por desconocidos.

SANTA MARTA.- La Corporación Autónoma Rgional del Magdalena (Corpamag), reportó la muerte de una cantidad no determinada de la especie conocida como mojara lora en la Ciénaga de Chilloa, por lo cual se convocó una reunión en el municipio de El Banco.

Según el Instituto de Estudios Ambientales y Meteorológicos, la finalización de la temporada invernal del segundo semestre del año y la paulatina tendencia a menores cantidades de lluvia en gran parte del país, se ha incrementado progresivamente la amenaza de propagación de incendios de la cobertura vegetal y heladas.

Los departamentos que actualmente presentan un nivel importante de amenaza por éste tipo de eventos son La Guajira, Magdalena, Atlántico, Bolívar, Cesar, Córdoba, Casanare, Guaviare y Vichada por tener más de la mitad o la totalidad de sus municipios en algún nivel de amenaza.

Normalmente, las amenazas por incendios de la cobertura vegetal comienzan a incrementarse durante el mes de diciembre debido a la disminución de precipitaciones en gran parte del territorio colombiano, sumado al incremento paulatino de temperaturas del aire, señala el informe técnico de la entidad, dado a conocer a la prensa.

Hasta el próximo mes de abril, los departamentos más vulnerables a los incendios forestales están localizados en la región Caribe, mientras que en las regiones Andina y Orinoquía van hasta marzo.

Después de un comienzo de diciembre lluvioso, a partir de la segunda semana del mes se empezó a evidenciar un decrecimiento de las lluvias especialmente en zonas de la regiones Caribe y Orinoquía; adicionalmente se han venido registrando temperaturas significativas en algunas áreas de las regiones mencionadas, por lo cual al día de hoy 22 de diciembre, el incremento en la amenaza por incendios ha sido notable en esas regiones (Caribe y Orinoquía).

Teniendo en cuenta la proyección de disminución de las lluvias en la región Andina, se prevé que durante enero y febrero de 2017, la amenaza por probabilidad de ocurrencia de este tipo de eventos se incrementará en buena parte de los departamentos de la región.

Heladas en Cundinamarca y Boyacá

En cuanto a las heladas agrometeorológicas que se presentan en zonas de altiplano y de montaña en Colombia estas se originan cuando confluyen una serie de factores como altas temperaturas vespertinas el día anterior, vientos en calma, muy poca nubosidad, baja humedad relativa, poco vapor de agua en la atmósfera y descensos de temperatura del aire en las madrugadas, además de suelos con poca humedad que pueden acelerar el daño de los tejidos en ciertos cultivos.

Los municipios con mayor susceptibilidad a heladas para los próximos dos meses son Tunja, Sogamoso, Samacá, Paipa, Duitama, Chita, Toca, Nobsa, Tibasosa, en el departamento de Boyacá y Mosquera, Tabio, Zipaquirá, Subachoque, Sesquilé, Facatativá, Madrid, Sopó, Nemocón, Bojacá, Chía, Suesca, Cogua, Tenjo, Chocontá, Funza, Ubaque, Choachí en el departamento de Cundinamarca.Por definición se presenta cuando la temperatura del aire toma valores por debajo de los 0°C en altitudes entre los 2400 (aprox) y los 3200 (aprox) metros sobre el nivel del mar. Normalmente el fenómeno tiende a presentarse con mayor frecuencia desde mediados de diciembre hasta mediados de marzo.

Se destaca que en la segunda semana del presente mes de diciembre se presentaron ya algunas señales propias de lo que suele anteceder a una helada y de hecho la temperatura en Bogotá (estación Eldorado), llegó a valores de 2.2°C (14 de diciembre) y 3.2°C (19 de diciembre), constituyéndose en unos de los valores más bajos del año, solamente superados por un registro del 19 de enero de 2016 (1.7°C). Es común observar en días en los que las temperaturas en Bogotá son bastante bajas, valores de 2, 3 y 4 grados más bajos en zonas de la Sabana y del Altiplano Cundiboyacense.

Con base en ello, se espera para los municipios de la Sabana Centro y Occidente de Bogotá que los valores más críticos se presenten durante la primera y última semana de enero de 2017, con temperaturas cercanas a los 2 ºC, sin descartar que ante condiciones meteorológicas propicias se puedan presentar descensos mayores que den lugar a la ocurrencia de heladas.

Por lo anterior se recomienda a agricultores, ganaderos y floricultores de los municipios señalados, estar atentos ante la eventualidad de descensos de las temperaturas en las próximas semanas, al igual que mantener las medidas necesarias y consultar permanentemente los informes que emita el IDEAM.

El sol calentará más

El IDEAM también explicó que debido a los bajos valores de ozono que se presentan en el país normalmente durante gran parte del año, pero especialmente entre diciembre y marzo del 2017, coincidiendo con la poca nubosidad que se espera para esta época, principalmente en horas de la mañana y primeras horas de la tarde, se incrementarán los valores de radiación ultravioleta en superficie.

Los valores altos y peligrosos de radiación ultravioleta se presentarán en todo el territorio nacional, pero los máximos se darán en las zonas montañosas, en particular al sur de Antioquia, santanderes, Tolima, Eje Cafetero, Boyacá, Cundinamarca, Huila, Cauca y Nariño.Es importante precisar que Colombia por estar ubicada en el trópico, que es la zona de la Tierra donde se presenta los más bajos promedios de ozono total, presenta alta incidencia de radiación ultravioleta en superficie durante todo el año.

El ozono absorbe la radiación ultravioleta procedente del Sol y si su cantidad disminuye durante el periodo mencionado anteriormente, aumentará la radiación ultravioleta en superficie, lo cual puede producir eritemas (quemaduras de la piel por exposición al Sol), acelerar el envejecimiento de la piel, afectar el sistema inmunológico, producir cáncer de piel y daños oculares.

Corporación Autónoma Regional (CAR) pide a población de Guaduas no ingerir agua de quebradas o ríos aledaños hasta nuevo aviso, por accidente de tractomula que transportaba ácido nítrico en la vía Honda-Guaduas, se activó plan de emergencias del municipio.

Trece especies, entre ellos cinco pecaríes, dos mapaches, un perro de monte, un cusumbo y cuatro guacharacas, fueron liberados este fin de semana por la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena CAM con el apoyo del Grupo Ecológico Reverdecer Laboyano y el Ejército Nacional en la reserva natural El Cedro en el municipio de Pitalito.

Esta liberación se da en el marco de la conmemoración del Mes de la Biodiversidad, que a nivel departamental se conmemora en diciembre.

Estos ejemplares habían sido recuperados durante este año en diversas actividades de control al tráfico y tenencia ilegal de fauna silvestre, realizados en varios municipios del departamento del Huila.

“Una vez recuperados fueron dispuestos en el Centro de Atención y Valoración de la CAM para su evaluación médica y biológica por parte de personal especializado, donde además se les brindaron los cuidados necesarios, dado que muchos de ellos ingresaron con alteraciones de origen traumático, infeccioso, parasitario, nutricional y de comportamiento”, señaló Carlos Andrés González Torres, subdirector de Regulación y Calidad Ambiental de la CAM.

La rehabilitación médica y biológica fue realizada durante meses, pues en muchos de los casos los animales presentaban serios estados de improntación y dependencia del ser humano, por ello fue necesario tenerlos en cuarentena en un proceso de desimprontación, que garantizara su supervivencia en un hábitat natural.

“Cada uno de los 13 animales liberados están nuevamente en condiciones de vivir libremente en los bosques, además se escogió un área protegida que cuenta con las garantías necesarias de alimento, clima y seguridad que requiere cada individuo”, sostuvo Edna Fernanda Jiménez, médica veterinaria y coordinadora del Centro de Atención y Valoración de Fauna Silvestre de la CAM.

Importancia biológica de las especies

Entre los animales liberados, se encuentran mamíferos y aves de gran importancia biológica, pues contribuyen a la aspersión de semillas, a la regeneración natural de los bosques y la recuperación de los suelos.

El pecarí, por ejemplo, es un importante dispersor de pequeñas semillas, ya que recorre diariamente grandes distancias, dándole a algunas especies vegetales la oportunidad de colonizar nuevas zonas del bosque. Debido a que mientras busca su alimento revuelve la hojarasca, ayuda a su descomposición y con ello al ciclo de nutrientes en el bosque.

Estas especies, aunque no se encuentran en alguna categoría de amenaza, enfrentan serios problemas por la destrucción de su hábitat debido a procesos de origen antrópico como las talas y las quemas. Además, son muy buscadas por traficantes de fauna silvestre en todo el país para el comercio ilegal de mascotas y consumo de carne.

La reserva natural El Cedro, donde fueron liberados los animales silvestres, es una importante área de conservación inmersa en el Parque Natural Regional Corredor Biológico Guácharos-Puracé y cuenta con una extensión de 89 hectáreas de bosque primario, el cual se encuentra monitoreado a través de cámaras trampas dispuestas por la Autoridad Ambiental del Huila y el grupo ecológico Reverdecer Laboyano.

“Así mismo, el área se encuentra vigilada por los soldados de la base militar El Cable, quienes han sido aliados en el proceso de conservación y protección de la fauna y flora de la zona”, indicó Genaro Lozada Mendieta, director de la Territorial Sur de la CAM, quien además señaló que la Corporación continuará realizando actividades de control y prevención al tráfico ilegal de fauna silvestre.

En el Mes de la Biodiversidad, la CAM tiene previsto la liberación de otras especies, que fueron recuperadas y se encuentran aptas para sobrevivir en un ecosistema natural.

El alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, señaló que esta actividad no es conveniente en una sociedad civilizada y lamentó que por una orden de la Corte, se deban permitir.

VILLAVICENCIO.- Cormacarena y la Agencia Nacional de Licencias Ambientales (ANLA), anuncian su desplazamiento a la zona de Campo Rubiales, donde según denuncias ciudadanas, se presentó un derrame de hidrocarburos el pasado viernes 3 de diciembre, en horas de la tarde.