Con la cámara de su celular un turista captó la sorpresiva aparición de un león marino en la playa de Piangüita en la costa pacífica del Valle y que según los biólogos de la Corporación Autónoma del Valle del Cauca (CVC) se trata de un hecho poco común, ya que estos mamíferos generalmente permanecen más al sur y no llegan hasta nuestras playas.

 

CALI.- “Es un hecho maravilloso, que esta semana hayamos tenido el avistamiento de un hermoso león marino en la Costa Pacífica del Valle del Cauca. Los turistas, con mucho asombro, han tenido la oportunidad de verlo en las playas de Piangüita, pero se conoció que también ha sido visto en la zona de Magüipi y en la zona del Parque Nacional Natural de Bahía Málaga”, señaló Gustavo, Trujillo biólogo de la Dirección de Gestión de la CVC.

El profesional explica que estos animales provienen del sur del continente: “los reportes indican que este ejemplar que llega hasta la zona de la Isla de Gorgona, pero no se habían acercado el sector de la Costa Pacífica en los últimos años. Ha habido avistamientos de estos animales, pero lamentablemente muertos, sin embargo esta semana tuvimos la maravillosa oportunidad de tener el avistamiento de un animal vivo”, afirmó.

Se le dañó la brújula

Se presume que se trata del mismo individuo. “Es posible que, digamos, se le haya dañado su brújula y por eso llegó a esta zona, no creemos que su aparición tenga que ver con algún fenómeno ambiental, pero por su extravío tuvimos la oportunidad de verlo en nuestras costas”, añade el biólogo.

La última vez que ocurrió algo similar fue en julio de 2007, cuando uno de estos animales llegó a Buenaventura y tuvo que ser rescatado de manos de personas que lo tenían amarrado y querían sacrificarlo. Aunque funcionarios de la CVC y personal de la Armada trataron de devolverlo al mar en repetidas ocasiones el animal insistió en volver a las playas. Finalmente y a pesar de los cuidados médico veterinarios que se le brindaron en el Zoológico de Cali, falleció.

“Por eso es muy importante que en esta ocasión el animal no sea molestado y respetemos su libertad y su vida para que podamos seguir disfrutando de su visita”, concluye Gustavo Trujillo.