Este municipio del área metropolitana de Bogotá registra sobrepoblación de perros callejeros, debido a que habitantes de la capital y otros municipios cercanos llevan hasta allá sus mascotas y las abandonan. El caso es más crítico en los barrios populares.

 

BOGOTÁ D.C..- Después de indagar con habitantes, entidades y expertos de este municipio de Cundinamarca, se encontró que en esta zona se presenta sobrepoblación canina callejera, debido a que personas provenientes de Bogotá o municipios aledaños abandonan los animales allí.

La situación fue evidenciada por estudiantes de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), quienes visitaron el municipio para analizar cómo se da este fenómeno e identificar la causa principal, según informa la agencia de noticias de esta institución.

Dicha exploración se realizó por medio de observación, formulación de encuestas y charlas con los habitantes y representantes de diversas entidades. Según explicó Nicolás Reyes, estudiante de la U.N., la sobrepoblación canina callejera en Mosquera varía según el sector estratificado de la población del municipio.

“En las poblaciones más carentes de recursos, como el barrio El Porvenir, el problema es más notorio porque las personas buscan sectores lejanos para dejar los perros, dado que allí las autoridades no tienen mucha presencia”, comentó el estudiante Reyes.

El 85,7 % de los encuestados manifestó que en el municipio sí existe sobrepoblación de perros callejeros; de este porcentaje, un 38,9 % considera que los principales causantes de este fenómeno son personas ajenas al municipio que cruzan por el lugar con sus mascotas y las abandonaban allí.

El 58,8 % identificó a los residentes de municipios aledaños como los principales responsables del abandono de estos animales, mientras que el 41,2 % consideró que eran los residentes de Bogotá. De igual manera, el 52,4 % dijo que había notado un incremento de perros callejeros durante temporadas vacacionales incluyendo festivos y fiestas.

En la investigación, en la que también participaron los estudiantes de la U.N. Natalia Álvarez, Juan Sebastián Martínez y Brandon Vélez, se consultó a un representante del gobierno municipal, quien aseguró que en el municipio no se presenta sobrepoblación de perros callejeros, pero sí de perros doméstico-callejeros, es decir aquellos caninos que aunque pertenecen a una familia o persona tienen la libertad de entrar y salir de sus casas.

Por otra parte, la Secretaría de Salud de Mosquera manifestó que ante la problemática ya se tienen varios planes de contingencia en cuanto a esterilización y vacunación de perros y gatos domésticos, doméstico-callejeros y callejeros.

Los estudiantes también consultaron a médicos y auxiliares veterinarios de clínicas especializadas, quienes manifestaron que la Alcaldía brinda algunos apoyos como promover la adopción de animales callejeros por medio de una página web de la Secretaría de Ambiente, y gracias a los planes de esterilización que ha realizado esta autoridad en los últimos 10 años se ha logrado disminuir la población canina callejera.

Así mismo, durante la investigación se destacó que la ciudadanía ha tomado más conciencia sobre la adopción de caninos en lugar de su comercialización.