A raíz del fallo del Consejo de Estado según el cual lapregunta de la Consulta Popular Minera de Ibagué debe ser ajustada, los pobladores de la capital del Tolima se mantienen a la espera para cumplir con este acto mediant el cual aspiran a rechazar proyectos de extracción de minerales en su territorio.

IBAGUÉ.- Según lo informó el Comité Ambiental en Defensa de la Vida de esta ciudad, el Tribunal Administrativo del Tolima cuenta con un plazo de 30 días para emitir una providencia de reemplazo de la pregunta que será formulada en la consulta, con el fin de atender los parámetros fijados en el fallo de segunda instancia.

“Rechazamos que algunos medios de comunicación difundan de manera apresurada información según la cual se cayó la consulta popular minera en Ibagué”, señalaron voceros de la organización social.

Al respecto, aclararon que con el último fallo, el Consejo de Estado ratifica nuevamente que los municiops tienen competencia para adelantar consultas populares sobre el desarrrollo de proyectos y actividades mineras en sus territorios, toda vez que tal competencia hace parte de la autonomía reconocida por la Constitución Nacional.

El fallo también hace claridad sobre algunos aspectos puntuales que se deben tener en cuenta al formular preguntas para una consulta popular, tales como neutralidad lenguaje secillo y comprensivo y breve, entre otros.

Vale recordar que la pregunta inicial, formulada por el Alcalde de Ibagué, Alfonso Jaramillo era:

¿Está usted de acuerdo, sí o no, con que en el municipio de Ibagué se ejecuten proyectos y actividades mineras que impliquen contaminación del suelo, pérdida o contaminación de las aguas o afectación de la vocación agropecuaria y turística del municipio?

Uno de los objetivos de este interrogante es el de oponerse al proyecto minero La Colosa, en Cajamarca, por parte de la empresa Anglo Gold Ashanti.

La pregunta que sugiere el Consejo de Estado, en aras de la neutralidad, es: ¿Está usted de acuerdo, sí o no, con que en el municipio de Ibagué se ejecuten proyectos y actividades mineras?.

El proceso sigue en vilo, pero el Comité Ambiental, mantiene su optimismo para llegar a esta figura y preservar el medio ambiente frente a megaproyectos de alto impacto.