El presidente de la República, Juan Manuel Santos, anunció la ampliación de dos resguardos indígenas de la etnia Murui Muina (huitotos) en 550.000 hectáreas, primordiales para que las comunidades protejan la Serranía de Chiribiquete, la cual fue declarada libre de cultivos de coca.

 

FLORENCIA (Caquetá).- El Gobierno nacional amplió los rsguardos Puerto Sabalo Los Monos y Monochoa, los cuales están ubicados en la zona sur de amortiguación del Parque Nacional Natural de Chiribiquete, en la Amazonia colombiana.

Durante el anuncio, el presidente Juan Manuel Santos señaló que de esta manera se le entrega a los resguardos de la comunidad de los huitotos más de 550 mil hectáreas, con lo cual la zona protegida supera el millón de hectáreas.

El mandatario nacional se mostró confiado en que en septiembre próximo, la Unesco declare al Parque Nacional Natural Serranía del Chiribiquete, patrimonio de la humanidad, pues es una zona considerada como la que conserva la mayor biodiversidad del mundo.

“Tenemos que protegerlo por diferentes caminos: uno de ellos son las zonas de amortiguación y quién mejor, qué comunidades más apropiadas para proteger nuestro medio ambiente, nuestros parques que nuestros hermanos mayores, las comunidades indígenas”, declaró el Primer Mandatario, en este parque localizado entre los departamentos de Guaviare y Caquetá.

Esa diversidad colombiana está representada en 59 áreas naturales pertenecientes al Sistema de Parques Nacionales Naturales que representan 14,26 millones de hectáreas (142,682 km2) de la superficie nacional (marinas y terrestres), donde 11,27% constituye el área continental y 1,5% el área marina. 26 de estas áreas tienen presencia de comunidades indígenas y afro descendientes.

El jefe de Estado calficó esta ampliación de los resguardos como un logro histórico, fruto de 4 años de trabajo con el que se asegura el bienestar de las comunidades y se promueve la actividad de conservación de la Amazonía por parte de los habitantes de los resguardos.

En este proceso participaron el Ministerio de Ambiente, la Agencia Nacional de Tierras y el antiguo Incoder, así como las comunidades a través de las organizaciones Cibac, Opiac y el Crima.

“Ustedes son los más apropiados para preservar esta riqueza que tenemos, porque ustedes nos han enseñado la importancia del agua, la importancia de la madre tierra, la importancia de nuestra biodiversidad”, agregó el presidente Santos.


Por su parte, el líder indígena Luis Alberto Fiagama, presidente de la Asociación de Cabildos Indígenas del Bajo Caquetá, agradeció la decisión del Gobierno. Este es un gesto muy bueno del Gobierno, pero el esfuerzo real parte de las autoridades indígenas que siempre hemos venido pensando por miles de años en tener esto bonito que tiene Colombia para el mundo”, agregó.