El enfriamiento de las aguas del Pacífico muestran una probabilidad entre el 65 y el 75% de consolidación del fenómeno de la Niña, según la agencia ambiental norteamericana NOAA. Aunque no es determinante el pronóstico, IDEAM anuncia monitoreo permanente y Minambiente formula recomendaciones preventivas.

BOGOTÁ D.C.- Durante las últimas semanas las aguas del Océano Pacífico Tropical, continúan mostrando una condición de “enfriamiento” en el centro y oriente de la cuenca, situación que se evidencia desde comienzos de septiembre del presente año.

El análisis del promedio de las anomalías de la temperatura superficial del mar en el último mes, muestran valores cercanos a -1.0°C desde el centro hacia el oriente del Pacífico tropical.

Adicional a ello, las aguas subsuperficiales (entre 0 y 150 metros), se han mantenido también “frías”, lo que apoya y hace prever que persista la condición de anomalías negativas.

Históricamente se ha asociado la posible ocurrencia de un evento Niña, a la persistencia de anomalías negativas de la temperatura superficial del mar. Sin embargo, dentro de la comunidad científica internacional, es claro que para el desarrollo de dicho evento, debe haber un acoplamiento entre el océano y la atmósfera.

En el contexto referido y más asociado a la persistencia del “enfriamiento”, hoy la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica, agencia científica del Departamento de Comercio de los Estados Unidos, ha emitido un “Aviso” de posible ocurrencia de un fenómeno La Niña, con una probabilidad entre el 65 y el 75%, la cual se proyecta de momento de intensidad débil.

No obstante dicha proyección, es importante recalcar el acoplamiento océano-atmósfera, como un elemento definitivo para la consolidación efectiva del evento.

En el caso particular de Colombia, es importante mencionar que las precipitaciones que se presentaron en el país durante los últimos meses (septiembre y octubre) han sido en general ligeramente deficitarias, pues solo hasta el final de octubre de 2017 se han reactivado las lluias normales para la época, ya que estacionalmente atravesamos por la segunda temporada de lluvias en gran parte del país.

La tendencia, según el IDEAM, "nos invitan a realizar un constante seguimiento sobre la posible consolidación del evento; de igual forma, debe considerarse fenómenos de tiempo-clima de menor escala en el tiempo, los cuales en un momento dado apoyan o inhiben un poco, el efecto climático de una Niña para nuestro país".

La entidad gubernamental anunció que seguirá monitoreando los indicadores océano-atmosféricas en el Pacífico tropical, advirtiendo oportunamente lo que pueda esperarse en términos de la alteración de la lluvia para los próximos meses, tanto a las entidades del Sistema Nacional Ambiental, como a las del Sistema Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, así como a los diferentes sectores productivos del país, a fin de que se adelanten todas las actividades necesarias en términos de prevención.

Recomendaciones del Minambiente

Por su parte, el Ministerio de Ambiente hizo un llamado a las autoridades ambientales, a los entes territoriales, a las Corporaciones Autónomas Regionales, gobernadores, alcaldes y a la comunidad, para activar los planes de contingencia que permitan responder a la temporada de lluvias. “De enero a la fecha se han presentado 2.336 eventos relacionados con deslizamientos, con avalanchas. Acabamos de tener el evento en Corinto y nos solidarizamos con la población, pero insistimos en el que se tomen las medidas pertinentes”, dijo Murillo Urrutia y recordó la importancia de revisar permanentemente los informes del Ideam.


A través del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (ideam) se han venido presentando al país los informes y alertas para que se puedan tomar medidas. “Esta información es especialmente importante para activar los consejos de gestión del riesgo municipales y departamentales porque esta temporada de lluvias va a continuar hasta la primera o segunda semana de diciembre, de acuerdo con el Ideam”, explicó el Ministro de Ambiente.


Dentro de las recomendaciones paras Entes Territoriales y Consejos Territoriales figuran acciones como poner en marcha acciones de preparación, prevención y respuesta de manera inmediata, así como activar los planes de contingencia frente a la temporada de lluvias a nivel departamental y territorial.

Además, se recomienda designar puntos focales para reporte de afectaciones y mecanismos de coordinación con sectores, CAR y UNGRD; establecer en conjunto con la autoridad ambiental sistemas sencillos de alerta temprana en los cuales pueda tener participación la comunidad frente a activación de inundaciones, avalanchas o movimientos en masa. De igual manera se invita a desarrollar acciones como: jornadas de limpieza en los puntos considerados críticos; promoción de acciones de sensibilización y preparación frente a riesgos con las comunidades para su posible actuación en caso de activarse un evento; diseñar un plan de comunicación pública y mecanismos para difusión comunitaria y territorial; realizar los mantenimientos de las vías principales y caminos veredales en cuanto a desagües y canalización de aguas.

Como parte de la estrategia de divulgación y promoción de la política nacional para la Gestión Sostenible del Suelo, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible puso en marcha el Programa de Capacitación en Gestión Sostenible del Suelo (PCGSS) con énfasis en contaminación y rehabilitación de áreas degradadas por actividades productivas, dirigido a entidades del Sistema Nacional Ambiental (SINA) y autoridades ambientales.

Comisión VII del Senado aprobó en primer debate el Proyecto de Ley “Ana Cecilia Niño”, que busca prohibir en Colombia el uso de todas las variedades de asbesto, por sus daños nocivos para la salud. Organizaciones ambientales aplauden acto legislativo.

Organizaciones ambientales de la capital del país se oponen rotundamente a nueva política de humedales, según la cual en estos ecosistemas se podrán hacer intervenciones en infraestructura, lo que afectaría la estructura ecológica de la ciudad.

La exploración y explotación petrolera, el aumento de cultivos ilícitos y la deforestación son tres grandes problemas que afronta el Área de Manejo Especial de La Macarena (AMEM). Pobladores de Granada (Meta) se preparan para decirle "no al petróleo". Se prevén nuevas de estas acciones en La Macarena y otros municiios que forman parte de esta zona ambientalmente estrátegica.

El ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, dijo que en estos dos departamentos el tráfico ilegal de maderas preciosas se ha constitutido en verdaderas redes criminales.

Colombia ha registrado 597 especies de plantas introducidas o trasplantadas, de las cuales 42 representan alto riesgo para la biodiversidad del país, Palma africana, retamo espinoso acacia y eucalipto encabezan esta lista.