La foto, seleccionada como la mejor entre cerca de 50.000 competidores de 92 países, fue tomada en el parque Hluhluwe-Imfolozi de Sudáfrica por Brent Stirton.


LONDRES.- El prestigioso premio Wildlife Photographer of the Year" que destaca cada año a las mejores fotos de la vida silvestre, le fue otorgado Brent Stirton´, por su imagen de un rinoceronte negro muerto en una reserva de Sudáfrica.


La imagen de un rinoceronte negro baleado hizo merecedor Los rinocerontes negros fueron una vez las especies de rinocerontes más numerosas del mundo, pero ahora están en peligro crítico debido a la caza furtiva y al comercio internacional ilegal de cuerno de rinoceronte , una de las redes de fauna ilegal más corruptas del mundo, según informó el Museo de Historia Natural de Londres, organización que entrega el premio.

"Hacer una escena tan trágica, casi majestuosa en su poder escultórico, merece el premio más alto. Hay crudeza, pero también hay un gran interés y, por lo tanto, dignidad en el gigante caído, señaló en torno a este trabajo el jurado Roz Kidman Cox. "También es un símbolo de uno de los crímenes medioambientales más derrochadores, crueles e innecesarios, uno que debe provocar la mayor protesta pública", destacó.

"La imagen de Brent destaca la necesidad urgente necesidad de que la humanidad proteja nuestro planeta y las especies con las que lo compartimos”, señaló por su parte Sir Michael Dixon, Director del Museo de Historia Natural.


"El rinoceronte negro ofrece una contraparte sombría y desafiante a la historia de Hope, nuestra ballena azul”, agregó.
Al respecto, el directivo recordó que al igual que el rinoceronte negro críticamente en peligro, las ballenas azules fueron cazadas al borde de la extinción, pero la humanidad actuó a escala mundial para protegerlas. “Esta impactante imagen de un animal sacrificado por sus cuernos es un llamado a la acción para todos nosotros”, subrayó.

Como corresponsal principal de Verbatim y Getty Images, Brent tiene un fuerte enfoque en la sostenibilidad y el medio ambiente. Su trabajo se publica especialmente en la revista National Geographic.

También trabaja regularmente para Human Rights Watch, The New York Times Magazine, Le Figaro y la revista GEO, y para la organización ambiental WWF.

Su trabajo se centra en la vida silvestre y la conservación, la salud mundial, la disminución de las culturas y la sostenibilidad.

Por su parte, Daniël Nelson ganó el premio Young Photographer of the Year 2017 con un retrato de un joven gorila de tierras bajas occidentales de la República del Congo, descansando en el suelo del bosque mientras comía pan del africano africano.


La imagen de Daniël captura la similitud entre los simios salvajes y los humanos, y la importancia del bosque del que dependen.

Daniel Beltra, jurado y el gran ganador del título anterior, manifiesta sobre la imagen ganadora que "esta escena íntima de un gorila descansando en el suelo del bosque es pacífica, un estado en el que desearíamos todas estas magníficas criaturas".


Las imágenes de fotógrafos profesionales y aficionados son seleccionadas por un panel de profesionales reconocidos por su originalidad, arte y complejidad técnica.
La exposición se abre en el Museo el 20 de octubre y permanecerá hasta el próximo año, antes de recorrer el Reino Unido e ir, internacionalmente, a lugares como Canadá, España, Estados Unidos, Australia y Alemania.