CANCÚN (México).- La  jirafa (Giraffa camelopardalis) acaba de entrar a la lista de especies amenazadas, según la última actualización de la Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza. Su población, ha pasado de unos 160.000 individuos a 97.500, según la UICN. (Foto Wikipedia)

La población del más alto mamífero sobre la tierra, se ha reducido en más de un 40% en los últimos 30 años, debido, entre otras razones, a la  pérdida de hábitat, conflictos civiles y la caza ilegal.

Esta especie, una de las preferidas por los niños, sobrevive en África Austral y Oriental, con algunas subpoblaciones pequeñas y aisladas en África Central y Occidental, al pasar a una categoría vulnerable. De las nueve subespecies de jirafas, tres tienen poblaciones en aumento, cinco en disminución y una es estable, señala el reporte de la organización internacional.

La nueva Lista Roja, que se dio a conocer el pasado jueves en Cancún (México), donde se celebra la XIII Conferencia de las Partes de la Convención marco de Diversidad Biológica, incluye 85.604 especies evaluadas, de las cuales 24.307 especies están amenazadas, lo que representaría cerca del 28 %. Un total de 860 especies están ya extintas, 5.210 están en peligro crítico, 7.781 en peligro, 11.316 en situación vulnerable y 5.498 al borde de la amenaza.

La directora general de la UICN, Inger Andersen, ha advertido de que muchas especies están desapareciendo antes incluso de ser descritas. “Esta actualización de la Lista Roja muestra que la magnitud de la crisis global de extinción podría ser todavía mayor de lo que pensábamos. Los gobiernos reunidos en la cumbre de biodiversidad de las Naciones Unidas en Cancún tienen la inmensa responsabilidad de intensificar esfuerzos para salvaguardar la biodiversidad de nuestro planeta, no sólo por su propio bien, sino también para responder a necesidades imperativas humanas como la seguridad alimentaria y el desarrollo sostenible.

BOGOTÁ.- En el Parque Nacional Natural de Chiribiquete, el más grande de Colombia, y en otros ubicados en la zona de la Orinoquia y Amazonia colombianas, la actividad ganadera representa alto riesgo para preservar los bosques (Fotos: Cortesía Corpoamazonia y PNN).

El ùltimo reporte del Inventario Forestal Nacional, dado a conocer por el Ministerio de Desarrollo Ambiental y Sostenible, MADS, muestra que enre los bosques naturales del país se han detectado, además que siete especies se hallan en estado de vulnerabilidad, es decir en riesgo.

En la Reserva Natural de las Aves Chamicero del Perijá, ubicada en la Serranía del mismo nombre, en Manaure (Cesar), la fundación Proaves registró en vídeo dos individuos de Mono Araña del Magdalena (Ateles hybridus), especie residente únicamente en Colombia y Venezuela, y considerada en peligro crítico de extinción.

Los primeros puestos en la lista dada a conocer por Richard Heede, director de una firma de consultorìa especializada en mitigación de emisiones de gases efecto invernadero (GEI) Climat Mitigation Service los ocupan productores de petróleo, gas natural, carbón y cemento. Chevron y Exxon Mobil, en Estados Unidos; Saudi Aramco en Arabia Saudí; British Petroleum, en el Reino Unido, y Gazprom, en Rusia, encabezan este ranking.

La multinacional Petrobras deberá pagar 4.474 millones de pesos por un derrame de hidrocarburos en una estación de gasolina ubicada en la calle 106 con carrera 9, que afectó a este sector residencial del norte de la ciudad en 2007. Se trata de la multa más alta en la historia de la ciudad por afectar al medio ambiente.

La nueva versión del mapa de ecosistemas de la Amazonia colombiana a escala 1:100.000, que revela que en los 483.074 km2 que conforman este territorio, a 2014, fueron identificadas 1.042 unidades ecosistémicas, que corresponden a 381 Ecosistemas acuáticos y 661 terrestres.  Datos del último censo, realizado por Parques Nacionales Naturales de Colombia y el Instituto SINCHI,concluye que el 88% de la Amazonia mantiene ecosistemas naturales y el restante 12% son seminaturales y transformados.