Los departamentos de Arauca, Casanare, Meta, y Vichada lanzaron en Bogotá la estrategia que les permitirá prepararse para las nuevas condiciones climáticas que afrontarán en los próximos 20 años.

Investigadores del Instituto de Investigación de Energía Solar de Singapur (Seris), la Universidad Nacional de Singapur y el Centro Internacional de Investigación de la Energía Solar Konstanz desarrollaron el primer módulo solar bifacial de contacto interpuesto (IBC), que podría durar más tiempo y generar más potencia que los paneles convencionales.

Durante el último siglo y medio se ha extinguido el 92% de la masa glaciar de la Sierra Nevada de Santa Marta. En el área andina, durante los últimos 50 años, los glaciares tropicales de Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia, han retrocedido en un 40% en promedio a nivel regional, aunque a ritmo diferente en cada país.

BOGOTÁ D.C.- Al cierre del Proyecto Monitoreo de Glaciares Tropicales Andinos en un contexto de Cambio Climático, ejecutado por Conservación Internacional Colombia y el Ministerio de Medio Ambiente y Agua de Bolivia, se documentó el proceso de retroceso glaciar inducido por el cambio climático, con el fin de facilitar la estimación de sus impactos, a niveles que permiten dimensionar inversiones en medidas de adaptación y mitigación.

Durante la ejecución del proyecto, las entidades técnicas beneficiarias, adquirieron equipos especializados e imágenes aéreas y satelitales, permitiendo afinar la calidad de la información científica generada y actualizar su inventario de áreas glaciares.

Esta iniciativa fue desarrollada mediante financiamiento no reembolsable del Banco Interamericano de Desarrollo – BID, por US$ 1.5 millones, con apoyo de entidades que lideraron los aspectos técnicos: Ministerio del Medio Ambiente y Agua-MMyA de Bolivia, Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales de Colombia, IDEAM, Servicio Meteorológico e Hidrológico Nacional del Ecuador - INAMHI y Autoridad Nacional del Agua de Perú- ANA.

Por otra parte, según informó el IDEAM, en una cuenca de cada país beneficiario se realizó un estudio de caso para identificar percepciones, usos y usuarios del agua de origen glaciar, permitiendo visibilizar la importancia de las comunidades locales en la generación, difusión y aplicación de la información relacionada con el monitoreo de los glaciares tropicales andinos a escala local.

En Colombia, por ejemplo, habitantes de la alta montaña, montañistas y científicos han percibido, medido y registrado los cambios en el tiempo de los glaciares. En la Sierra Nevada de El Cocuy, por ejemplo, el retroceso de los glaciares se mide por el tiempo que hoy en día se gasta para llegar a la nieve en comparación con las excursiones de otrora. Para algunos campesinos, se relaciona con la cantidad de picos desnudos y “lajas” que se aprecian en la actualidad.

La incorporación de la dimensión social en el Proyecto y la revisión de algunos intentos previos no exitosos por consolidar redes de difusión de información relacionadas con el monitoreo glaciar, plantearon la necesidad de implementar estrategias de comunicación a escalas local y regional, enfocadas en establecer puentes entre las comunidades, autoridades locales y entidades técnica. Se pretende así que a través de la Plataforma Virtual Regional de Monitoreo de Glaciares Tropicales Andinos, alojada en la página web del IDEAM, la información se mantenga actualizada y disponible para los tomadores de decisiones comunidades científicas y público en general, a diferentes escalas geográficas. http://www.ideam.gov.co/web/ecosistemas/glaciares

Siete pavas andinas adultas (Penelope montagnii) de aproximadamente 60 cms de altura que habían sido  desplazadas como consecuencia de los incendios forestales que consumieron 157 hectáreas de los cerros orientales a comienzos del 2016, fueron avistadas por un funcionario del Jardín Botánico, José Celestino Mutis.

Los búhos (megascops choliba) fueron rehabilitados y recuperados para su posterior liberación. Autoridades ambientales hacen un llamado a la comunidad para que denuncien la tenencia y comercio ilegal de fauna silvestre.

El director de la Fundación Palmarito, Alejandro Olaya Velásquez, informó sobre el nacimiento de 181 nuevos ejemplares de esta especie, también conocida como caimán llanero, en alto peligro de extinción en Colombia.

Esta nueva especie, cuya larva no solo consume las hojas de los frailejones en el Parque Nacional Natural Chingaza, sino que afecta la capacidad de la planta de captar agua proveniente de las lluvias que alimentan la Represa que surte de agua potable a Bogotá