Con una inversión de $5.200 millones, el Instituto de Investigaciones Cientìficas, Sinchi, inauguró la nuestra infraestructura, lo que le permitirá ampliar sus estudios científicos sobre la amazonia colombiana.

 

LETICIA (Amazonas).- Con la presencia de la comunidad científica y de autoridades locales, departamentales y nacionales y con una inversión de $5.2000 entregada por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, el Instituto de Investigaciones Científicas Sinchi inauguró oficialmente en Leticia la nueva infraestructura física para la investigación científica en la amazonia colombiana.

La directora del Sinchi, Luz Marina Mantilla, advirtió que necesario insistir en que la Amazonia cumple un papel fundamental en el planeta. De ella depende la seguridad hídrica ya que aporta entre el 15 y el 20% del agua dulce al mundo. “Mantener sus bosques en pie significa evitar la liberación de millones de toneladas de carbono a la atmosfera, lo que ayuda a mitigar el cambio climático. Además, alberga la mayor biodiversidad del mundo y los tesoros culturales de las comunidades indígenas que la han habitado durante siglos, por eso necesitamos mantenerla en buen estado de conservación”, señaló la directiva.

En su discurso de inauguración, la señora Mantilla precisó que presentar esta obra en Leticia significa cumplir un sueño de muchos años, que nos permite pasar de 836 metros cuadrados, en 1998, a 1.542 este año. Luego de agradecer al Minambiente los recursos que le entregó la directora del Sinchi sostuvo que esta nueva infraestructura les permite cualificar nuestra presencia en la región, para desarrollar su misión con más eficiencia, a través del fortalecimiento del diálogo, “algo que necesitamos en el país, sobre todo hoy, en tiempos de paz”.

Por su parte, Carlos Alberto Botero López, quien se pronunció como encargado del Minambiente, expresó que “necesitamos descubrir y entender la riqueza natural y el tesoro que tenemos en la Amazonia colombiana”. Ustedes son los guardianes verdaderos de un territorio que es un tesoro para nuestro país y para la humanidad: la Amazonia, le dijo el funcionario al equipo del Sinchi.

El ministro titular de la cartera, Luis Gilberto Murillo, se unió a la celebración con un mensaje en el que, entre otros, destacó que en momentos donde la paz le ha dado un nuevo significado al país, se hace necesario conocer más el patrimonio natural y la realidad biológica, social y ecológica, de la región. “Es un momento por el que hemos trabajado y que hoy celebramos pues sabemos que con esta sede se va a fortalecer la investigación y con ella la protección y conservación de nuestra Amazonia colombiana”, fueron algunas de las palabras enviadas por el ministro Murillo.

El Instituto Sinchi, que nació con la Ley 99 de 1993, hoy trabaja en más de 48 millones de hectáreas con presencia en 10 departamentos de Colombia, en donde además de hacer investigación científica gestiona conocimiento científico, información de alta calidad, y hace innovación y transferencia de tecnológica a las comunidades, de acuerdo con la realidad biológica de la región.

Ernesto Guhl Nannetti, ex viceministro de Ambiente quien participó en la fundación de la sede principal del Instituto Amazónico en Leticia, también se unió a la conmemoración con la siembra simbólica de una ceiba y un mensaje que fue transmitido por el biólogo y docente de la Universidad Nacional, Gonzalo Andrade: “El reto de conocer y entender de manera científica las características culturales y humanas de la Amazonia fue puesto en cabeza del Sinchi, desde ese momento ya lejano, muchas cosas se han logrado en el Instituto, se ha consolidado con la calidad de sus trabajos como una referencia de seriedad y apoyo en la difícil tarea de aprovechar los resultados de la ciencia como un elemento fundamental en la formulación y aplicación de las políticas públicas, relativas a la Amazonia, y como una fuente reconocida de conocimiento y de información que ha servido para cambiar el imaginario colectivo del país sobre la región”.

La director del Instituto destacó también el trabajo en conjunto con los otros cuatro institutos de investigación del país: el Instituto de Investigaciones Ambientales del Pacífico John Von Neuman, el Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt, el Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras (Invemar) y el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam).

La investigadora concluyó su intervención con una alabanza a la región: “La Amazonia es como una mujer hermosa, perfumada, adornada, delicada, misteriosa, verde por naturaleza, con sabores desconocidos y colores refulgentes, como dice el poema Vegetaciones de Pablo Neruda, es América arboleda, zarza salvaje entre los mares, de polo a polo balanceabas, tesoro verde, tu espesura”.