El IDEAM advierte por altos valores de radiación ultravioleta en el primer semestre de 2018, especialmente en los tres primeros meses del año. Los valores altos y peligrosos de radiación ultravioleta se presentarán en todo el territorio nacional, pero los máximos niveles se darán en las zonas montañosas como el sur de Antioquia, santanderes, Tolima, Eje Cafetero, Boyacá, Cundinamarca, Huila, Cauca y Nariño.

 


BOGOTÁ.- Debido a los bajos valores de ozono, que se presentan en el país normalmente durante gran parte del año, pero especialmente entre diciembre y marzo, sumados a la poca nubosidad que se espera para esta época, principalmente en horas de la mañana y las primeras de la tarde, se incrementarán los valores de radiación ultravioleta en superficie durante los meses de enero, febrero y marzo.

Los valores altos y peligrosos de radiación ultravioleta se presentarán en todo el territorio nacional, pero los máximos niveles se darán en las zonas montañosas, particularmente al sur de Antioquia, Santanderes, Tolima, Eje Cafetero, Boyacá, Cundinamarca, Huila, Cauca y Nariño, señaló la oficina de prensa del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, IDEAM.

El IDEAM alerta por este fenómeno y emite una serie de recomendaciones, para las personas que realizarán actividades que involucren la exposición al sol, particularmente, durante el primer semestre de 2018.

La sobreexposición a los rayos ultravioleta representa implicaciones nocivas en la salud, como envejecimiento prematuro, manchas de piel, daños oculares, afectación del sistema inmunológico y riesgo de sufrir cáncer de piel.

Se recomienda evitar la exposición directa al Sol entre las 9 de la mañana y las 4 de la tarde, usar ropa protectora (camisa de manga larga, sombreros de ala ancha, lentes protectores) y aplicar bloqueadores solares para la piel con un factor de protección mayor o igual a 30.

Según lo advierte el IDEAM, es importante tener especial cuidado con niños y jóvenes, que son los más vulnerables a la radiación solar; la mayor parte de la exposición a los rayos UV a lo largo de toda su vida habrá ocurrido antes de los 18 años.