Senado aprobó en segundo debate el proyecto de ley para ratificar este acuerdo, mediante el cual se concretarán las metas para disminuir y eliminar el uso de mercurio en el país. Este convenio, que entró en vigor a nivel mundial este mes, ha sido ratificado por 74 países.

 

BOGOTÁ.- Cerca del  55 % del mercurio usado en Colombia se destina a la minería de oro, a la extracción ilícita de minerales y al uso en algunos elementos de la industria, por lo cual se busca la aprobación del proyecto de ley que ratifica el llamado Convenio de Minamata, que entrevó en vigor a nivel mundial este año.

Al respecto, el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Luis Gilberto Murillo, explicó que actualmente se trabaja para eliminar su uso en minería para el año 2018 y de la industria, en el 2023.

En desarrollo de esta gestión, fue aprobado en segundo debate en el Senado de la República el proyecto de Ley  que ratificada el convenio en mención en Colombia.

“Hago un llamado de urgencia para que en Colombia culminemos con éxito el proceso de ratificación pues los beneficios son muchos, entre ellos, acceder a recursos internacionales y fortalecer acciones que ya hemos venido impulsando a nivel nacional”, dijo el ministro Murillo.

El funcionario destacó además que se podrá controlar la importación y comercio de mercurio, la gestión de los sitios y residuos contaminados con esta sustancia y el fortalecimiento de las capacidades institucionales para abordar y controlar su uso del mercurio y así cumplir con la obligaciones de la Ley 1658, que además fija requisitos e incentivos para su reducción y eliminación.

Colombia ha venido implementando instrumentos de regulación de la sustancia como el Plan Nacional Único de Mercurio, planes sectoriales, el Decreto 2133 de 2016 que establece medidas de control a la importación y comercialización de este material y los productos que lo contienen, entre otras.

Además está el Registro Único de Usuarios de Mercurio y la Ley de Mercurio, entre otros, que contemplan eliminar gradualmente de su uso y la reconversión productiva de las actividades que lo utilizan. Colombia avanza en la implementación de este plan a través de un trabajo conjunto con los ministerios de Minas, Comercio, Salud, Trabajo, Defensa, Cancillería y las entidades del sector ambiente.

“Los efectos del mercurio no se concentran en una sola región, ya que puede desplazarse a través del agua, el aire, el suelo y puede reaccionar a las condiciones fisicoquímicas del lugar donde se encuentra; tiene, además, la capacidad de bioacumularse en las cadenas alimenticias, lo que lo hace extremadamente tóxico para nuestra salud, para la fauna y lo convierte en un gran contaminante de las fuentes y los recursos hídricos”, indicó elmMinistro Murillo Urrutia.