Como parte de la recuperación de un espacio público, artistas apoyados por la CAR, la Alcaldía de Soacha y la Asociación de Industriales de Cazuca, Ainca, cubrieron el puente peatonal del barrio La Despensa con vistosos ejemplares de la fauna colombiana.

 

BOGOTÁ.- El trabajo artístico realizado en el puente peatonal del barrio La Despensa, en Soacha, le cambió la cara a este sector urbano, donde las basuras, la inseguridad, las malas prácticas de limpieza y la ausencia de naturaleza lo habían deteriorado.

Para este logro, las autoridades municipales y ambientales, de la mano de las empresas de este sector de Cundinamarca, se reunieron para devolverle la vida a este espacio público.

Andrea Ramírez es la directora de Ainca, señala que, “este es un proyecto de embellecimiento de entornos, nos permite recuperar este espacio público, pues es un lugar que antes tenía un arte urbano sin ningún mensaje relevante para la comunidad; por eso decidimos apoyar el arte urbano con fundamentos ambientales, para dar a la comunidad un mejor entorno social”.

Andrea está detrás del trabajo que hacen estos artistas, los cuales, mostraron su interés por plasmar naturaleza en estas enormes paredes que resguardan el puente peatonal. Los cinco jóvenes de los murales le agradecen a ella y su asociación, la oportunidad de hacer arte; son jóvenes del sur de Bogotá que desde siempre quisieron trabajar de la mano con la comunidad y así dejarles un pedazo de naturaleza cerca a sus zonas de paso.

La organización Ainca, además, trabaja en iniciativas como: huertas urbanas, reducción huella de carbono, capacitación a comunidades con los niños Industrialitos y la recuperación de espacios públicos en la que día a día han avanzado, según informó la CAR.

“Las empresas de Cazucá en Soacha, estamos tratando de devolver algo a la sociedad vecina, queremos trabajar en una Producción Más Limpia que haga nuestros negocios sostenibles y amigables con el medio ambiente, pero eso se logra con la identidad de la gente y de nuestras empresas con el municipio, por ejemplo, con este puente por donde todos pasamos. Soacha tiene bosques de niebla, humedales, sistemas ecológicos que todos debemos conocer y valorar”, señala la vocera de Ainca.

Sin duda, quienes pasan por el peatonal de la Despensa son testigos de un cambio radical en su municipio; algunos aprovechan las pinturas para desacelerar el paso, contemplarlas y tomarse fotos con ellas de fondo.