Bajo el lema “Belén de los Andaquíes: gente de la montaña y la selva camino a la ciencia y el conocimiento”, 60 expedicionarios registrarán la biodiversidad de la transición Andino-amazónica en Caquetá.

 

BELÉN DE LOS ANDAQUÍES (Caquetá).- Este viernes llegó al Caquetá la Expedición Colombia Bio, una de las campañas de exploración de la biodiversidad más grandes de la historia del país. En esta oportunidad, 60 expedicionarios recorrerán la transición Andino-Amazónica, un corredor biológico que concentra una gran riqueza de especies endémicas y una elevada diversidad biológica. 

El lema “Belén de los Andaquíes: gente de la montaña y la selva camino a la ciencia y el conocimiento” identifica esta gran expedición de ciencia y conocimiento, que es la primera de 2017. 

Durante 20 días investigadores del Instituto Sinchi, del Instituto de Ciencias Naturales de la Universidad Nacional de Colombia y del Museo de Investigación Zoológica Alexander Koenig de Alemania, acompañados de actores locales con conocimientos en biodiversidad, la Fundación Tierra Viva, y un equipo audiovisual, recorrerán el Camino Andaquí, un sendero que atraviesa el Parque Natural Municipal Andakí, con una extensión de 26.754 hectáreas

A lo largo de la transición Andino-Amazónica, donde se ubica el Parque, los expedicionarios caminarán y establecerán senderos transversales para adelantar muestreos de diferentes grupos biológicos, con metodologías estandarizadas y validadas por la comunidad científica. 

La Expedición es una estrategia del Gobierno Nacional, liderada por Colciencias y apoyada en Caquetá por el Instituto Amazónico de Investigaciones Científicas SINCHI, que busca identificar y registrar la diversidad biológica en la zona, con participación activa de las comunidades locales.

Según Alejandro Olaya Dávila, director (e) de Colciencias, “desde la ciencia esperamos hacer grandes aportes al departamento por medio de esta expedición, la cual permitirá ampliar el conocimiento de la biodiversidad incrementando el inventario de fauna, flora y microorganismos. Esto contribuye al desarrollo de la región y del país, ya que es responsabilidad de todos reconocer y hacer uso apropiado de la Biodiversidad”.

Esta zona, además de ser clave en la construcción de la paz, puede llegar a convertirse en uno de los principales focos de deforestación del país, por eso Colciencias y el SINCHI a través de Colombia Bio, buscan fortalecer los servicios ecosistémicos de la biodiversidad, al tiempo que resaltan la importancia que ésta tiene como patrimonio natural tanto del país como de la humanidad.

“Hacer una expedición científica implica el trabajo de grupos interdisciplinarios conformados por especialistas de diversas áreas, para para realizar las colectas y organizar los resultados en términos de inventarios, que nos permitan resolver preguntas de investigación  como qué pasaría si deforestamos zonas como éstas que son tan importantes para nuestro país Andino-Amazónico”, afirmó la directora general del Instituto SINCHI, Luz Marina Mantilla Cárdenas. 

En la Amazonia colombiana, en varias áreas, existen vacíos de información sobre la diversidad biológica, Caquetá es una de ellas. Durante los últimos 60 años zonas de departamentos como éste, no pudieron ser inventariadas por las restricciones del conflicto armado. Hoy, ante el actual escenario de paz, se viabiliza la investigación con una participación activa de la población local, lo que permite pensar en alternativas económicas basadas en el conocimiento de la biodiversidad.

“Documentar la biodiversidad permite sustentar y blindar la conservación del área, identifica poblaciones de especies amenazadas o endémicas y determina especies idóneas para procesos de restauración ecológica de áreas degradas. También podremos generar las bases para el desarrollo de planes de manejo para la conservación de especies, que incluyen identificación de poblaciones naturales en áreas protegidas y su monitoreo”, afirmó Dairon Cárdenas López, coordinador del programa Ecosistemas y Recursos Naturales del Instituto SINCHI, que encabezará la Expedición.

Uno de los principales resultados de la Expedición Colombia Bio a la biodiversidad en la transición Andino-amazónica del Caquetá, será dejar capacidad técnica en la zona para emprender un monitoreo de diversidad biológica, programa necesario en ecosistemas de gran diversidad y fuertes transformaciones.

Los registros biológicos obtenidos serán clasificados por especialistas de Perú, Venezuela, Argentina, Inglaterra y Alemania. Por Colombia participarán expertos de la Universidad del Valle, la Universidad de Santander, la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia, la Universidad del Quindío, la Universidad Nacional de Colombia y el Instituto SINCHI; las muestras se depositarán en las colecciones del SINCHI y del Instituto de Ciencias Naturales de la Universidad Nacional de Colombia. 

Los resultados se dispondrán en el Sistema de Información en Biodiversidad de Colombia SiB-Colombia y en la página del SINCHI, al tiempo que se crearán bases de datos de las especies reportadas, con coordenadas e información de hábitat y microhábitat.

Por su parte las comunidades locales, además de ser informadas y capacitadas en la biodiversidad local, podrán contar con informes de la biodiversidad como herramienta para la investigación, información que también estará disponible para los Centros Educativos. 

Belén de los Andaquíes, fue fundado el 17 de febrero de 1917 y está ubicado a 44 kilómetros de Florencia, en Caquetá. En 2014 fue declarado y reconocido como “Municipio verde protector del agua”, es un territorio estratégico y de vital importancia por su diversidad de flora, fauna, paisajes y recursos hídricos. En el llamado Municipio Verde se han destacado y reconocido importantes procesos de organización social en favor de la biodiversidad.

El Camino Andaquí, entre tanto, es una trocha o sendero utilizado por los grupos indígenas Andakies que se desplazaron del Alto Magdalena hacia la Amazonía, cruzando la Cordillera Oriental, hasta ubicarse en la región Andaquí para evitar ser sometidos al dominio español, durante la época de la Conquista.

 (Foto: Nicolás Castaño, Instituto Sinchi; diseño mapa, Sonia Sua, Instituto Sinchi)